El Hotel Breidenbacher Hof en Dusseldorf

por el 7 Agosto 2013

Breidenbacher Hof
La ciudad de Dusseldorf ofrece a sus visitantes una amplia actividad de ocio y cultura. Su carácter exótico (existe una zona en la ciudad denominada Little Tokio), su esplendor económico y su variedad cultural se unen a una selección de hoteles muy interesantes para el turista.

Este es el caso del Hotel Breidenbacher Hof, localizado en el número once de la Königsallee. Este legendario hotel nos permite disfrutar del relax y el lujo que desprende, adecuándose a todo tipo de demanda y de bolsillo, enfocado a que el turista pueda tener un fácil acceso al mismo.

Su nacimiento data de principios del siglo XIX (concretamente, de 1812), siendo uno de los iconos principales de los hoteles en Alemania. Con todo tipo de comodidades y servicios, una magnífica selección de cocina europea y una ubicación cercana al casco antiguo de Dusseldorf, se convierte en un alojamiento de ensueño.

El hotel dispone de setenta y nueve habitaciones y dieciséis suites de gran elegancia. Un moderno diseño se entremezcla con la arquitectura de carácter más antiguo, dando un toque de distinción al alojamiento. Mármol en los baños, muebles de madera natural y elegantes moquetas de lino fino terminan de adornar estas habitaciones.

En su interior, el hotel ofrece diversas opciones de relax, como un centro de fitness, boutiques de diseño elegante o la famosa Sala Capella. Esta última es un lugar donde podremos encontrar esa tranquilidad que muchas veces buscamos en un buen libro, un café o una copa, siempre siendo atendidos por el personal del hotel.

Para tratamientos corporales y de salud, el hotel ofrece su centro de fitness, un gimnasio abierto las veinticuatro horas del día y con entrenadores personales, o el acceso directo a una clínica privada para aquellas personas que padezcan alguna enfermedad y quieran recibir un tipo de tratamiento.

El experto personal del hotel podrá asesorarles para sus excursiones por la ciudad, sobre los lugares más interesantes para visitar o los eventos que se produzcan en la época en la que se alojen en el hotel. Además, el mismo hotel cuenta con una historia interesante sobre sus orígenes y los personajes importantes que han pasado por él a lo largo de los años.

También el Breidenbacher Hof es el lugar idóneo para la celebración de reuniones profesionales, eventos o bodas. Con unas magníficas salas de reuniones, con la más novedosa tecnología, cualquier evento que se celebre en ellas quedará satisfecho con el servicio, al igual que las celebraciones de boda que quedarán grabadas como un recuerdo imborrable en un marco incomparable.

Y cuando queramos disfrutar de un buen desayuno, almuerzo o cena, el hotel nos ofrece el Brasserie 1806 (con magníficas especialidades regionales y europeas), el Lobby Lounge (donde podremos degustar un clásico té con ricas pastas) y el Capella Bar & Cigar Lounge, donde la madera fina y el mármol negro nos harán tomar una copa de una manera elegante y relajada.

Vía | capellahotels
Foto | flickr-Alex Kudla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enlaces a esta entrada

  1. Aeropuertos de Alemania: Dusseldorf - Alemania 12 Marzo, 2014

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información