El Palacio de Dresde, una de las joyas de la capital sajona

por el 14 Marzo 2017

El Palacio de Dresde es uno de los museos más visitados de Alemania

Hoy nos vamos a detener a conocer el Palacio de Dresde, uno de los lugares que debéis visitar si os encontráis en esta ciudad alemana, capital de la Sajonia. Un palacio que ha sido la residencia real cuando la Sajonia fue un reino (y antes de eso un ducado y un electorado, etc …) y que tiene su origen en el siglo XIII.

La imagen actual del palacio es una reconstrucción realizada a lo largo del siglo XX, después de que el edificio fuera destruido en buena parte por los bombardeos que sufrió la ciudad en la Segunda Guerra Mundial. Salvadas sus obras de arte y demás tesoros, desde la década de los sesenta en adelante se llevaron a cabo los procesos de restauración y recuperación del edificio, que ahora presenta una interesante mezcla de estilos que relatan en cierto modo la historia del mismo.

El Palacio de Dresde es hoy día una de las principales sedes de la Staatiche Kunstsammlungen Dresden, es decir, de la Colección estatal de Arte de Dresde. Los principales museos que encontraréis en este palacete son los siguientes:

  • La Bóveda Verde:
    Entrar en la Bóveda Verde supone entrar en una de las cámaras de tesoros más ricas de toda Europa. Se compone de dos partes, la parte histórica, que guarda obras de arte, joyas y tesoros de orfebrería y cuyo acceso es restringido a un número limitado de personas por motivos de conservación, y la parte nueva, situada en el primer piso y con otros muchos tesoros de los electores y reyes sajones.
  • Gabinete de Grabados en Cobre:
    Considerado como uno de los museos de dibujo más importantes del mundo, alberga más de 500 mil obras de importantes artistas recorriendo un amplio espectro temporal, desde los clásicos como Van Eyck o Rembrandt hasta los más modernos como Picasso. Esta sección también realiza exposiciones temporales.
  • Exposición de Armaduras en la Sala Gigante:
    La llamada Sala Gigante es la sala principal del Palacio de Dresde, y en ella se exponen parte de la colección de armaduras y armas que se guarda en este castillo, junto con retratos e imágenes de los torneos que se realizaban en la época. Dicha colección la comenzó Alberto el Audaz durante su mandato en el siglo XV.
  • Cámara Turca:
    La Cámara Turca es un salón dedicado al arte otomano. En ella se exponen los tesoros de origen o estilo turco que recopilaron los electores y reyes sajones entre los siglos XVI y XIX, grandes admiradores de aquella cultura cercana en el espacio pero lejana en tantos otros aspectos. Con más de 600 objetos, está considerada como una de las mejores y más importantes colecciones de este tipo fuera de Turquía.
  • Gabinete Numismático:
    La numismática es el estudio y coleccionismo de monedas, así que ya os hacéis una idea de que va este espacio museístico. Cuenta con casi 300 mil objetos, lo que lo convierte en probablemente la mayor colección numismática de toda Alemania, si bien solamente se exponen una pequeña parte en el Edificio Georgiano.

Para acceder al Palacio de Dresde se vende una entrada por 12 euros que da acceso tanto a Palacio como a los siguientes espacios: la Sala Gigante, Cámara Turca, Gabinete de Grabados, Gabinete Numismático y Nueva Bóveda Verde. Para acceder a la Bóveda Verde Histórica hay que adquirir un ticket aparte, y lo ideal es hacerlo por anticipado porque como decimos el acceso es limitado.

Foto | Flickr – Sjaak Kempe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información