La Casa Feliz, en Brunswick

por el 27 marzo 2016

La casa más feliz del mundo está en Brunswick, Alemania

Cuando uno visita Brunswick, una ciudad en el corazón de Alemania, lo que espera es encontrar vetustos edificios y casas típicas germanas, al estilo de un pueblecito medieval. Y eso es lo que verdaderamente uno encuentra, a excepción de un lugar que rompe con toda esa dinámica y que llena todo de un extravagante colorido.

Se trata de la Casa Feliz, la casa más feliz del mundo, dicen, aunque su devenir haya sido siempre un poco triste. Es la Happy House Rizzi, cuyo apellido pertenece al artista norteamericano que decidió llevar un poco más allá el pop art y crear, a principios del siglo XXI, esta casa llena de colores, de formas divertidas, de sonrisas y de caras alegres. Una casa que rompe moldes y que contrasta enormemente con todo lo que le rodea.

Sin embargo, como decimos, el proyecto de Rizzi no fue todo alegría, al menos al principio. La casa no gustó y su idea de que se aprovechara el interior (también decorado) para locales comerciales tampoco cuajó. El artista falleció de forma repentina en 2011 y realmente nunca pudo ver que su casa hiciera verdaderamente feliz a la gente, nunca pudo contemplar su propósito cumplido del todo.

De todos modos, y a pesar del rechazo inicial, esta Casa Feliz continúa en pie. No se puede acceder al interior, pero se ha convertido en uno de los lugares por el que más preguntan los turistas, lo que ha derivado en que al final la casa sea aceptada definitivamente y que, poco a poco, despierte felicidad.

Foto | Flickr – Temporalata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información