Consejos para preparar el equipaje de mano para viajar en una compañía “low-cost”

por el 21 Julio 2017

Datos positivos de los aeropuertos de Panamá

Cuando vamos a afrontar un viaje en avión, siempre nos preguntamos qué podemos y qué no podemos llevar en el equipaje de mano. La estricta normativa de os reglamentos aéreos hace que sea muy complicado subir a bordo en el equipaje de mano objetos que son de uso común pero que se consideran armas y productos inapropiados para llevar en la cabina de un avión comercial. Así que vamos a darte algunos consejos para hacer la maleta que nos acompañará durante el viaje.

Lo principal a la hora de preparar esta maleta es conocer qué se puede llevar a bordo y qué no. En esta página de AENA se puede leer que objetos están prohibidos y así evitar luego tener que dejar alguna cosa antes de embarcar en el avión. Es conveniente leerlo y descartar todo lo que no se ajusta a la normativa. Si hay duda en alguna cosa, mejor no llevarlo en el equipaje de mano y facturarlo en la maleta que irá en la bodega.

El Aeropuerto Internacional de Casablanca es uno de los aeropuertos más importantes de Marruecos y el de mayor volumen de tráfico

Para evitar problemas y roturas, es conveniente llevar en la maleta de mano todo lo que es susceptible de sufrir daños, como teléfonos, cámaras, gafas y cualquier otra cosa que pueda resultar dañada por golpes o descuidos. Además, hay algo que no se ha de olvidar y que es sumamente importante: las medidas de las maletas que se pueden llevar en la cabina.

En la mayoría de las aerolíneas hay unas medidas establecidas de 55 cm x 40 cm x 20 cm, unas medidas que han quedado como estándar y que representan las más normales en las tiendas. De todas maneras, hay compañías que son algo más flexibles y aceptan unas maletas de mano algo más grandes, pero no mucho más. Así que es conveniente informarse bien sobre el tamaño y el peso aceptado por la compañía con la que se va a volar. En el caso del peso, este suele ser de diez kilos, así que también es mejor llevar la maleta pesada y sellada desde casa para evitar tener que facturarla en el aeropuerto.
Aeropuerto de Ben Gurion en Israel, uno de los más seguros

Otra norma es que solo se permite una maleta de mano por persona y eso incluye todos los bultos y las bolsas. Así que todo ha de ir dentro de la maleta. Si hay dos personas, se permite dos bultos. Para tres personas, tres bultos, así que si se viaja con niños, es una buena opción utilizar sus maletas para complementar el equipaje y evitar la facturación de maletas.

En el aeropuerto se va a medir, pesar y controlar el equipaje, así que hay que procurar estar preparado para todo ello y no querer ser más listo que las personas que trabajan en la zona de embarque. En el caso de los líquidos que se vayan a subir a bordo, hay que recordar que los frascos han de ser como mucho de 100 ml e ir todos en una bolsa de plástico transparente con una capacidad máxima de 1.000 ml, es decir, un litro. Para mayor comodidad, es mejor dejar esa bosa en la parte más exterior y no enterrarla entre la ropa, para poder sacarla con facilidad si tienen que revisarla y volver a colocarla en su lugar.

Y con estos consejos, y recalcando la importancia de seguir todas las instrucciones y normas, por muy extrañas y ridículas que nos parezcan, esperamos que el vuelo sea confortable y sin incidencias. Y siempre, con la maleta de mano localizada y sellada con el plástico correspondiente, como medida de seguridad adicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información