El Palacio de los Bichos

por el 25 Septiembre 2012

Un palacio mistico

En una zona de Villa del Parque (Ciudad de Buenos Aires) emerge entre las casas bajas una mansión de cinco pisos de alto, que en la actualidad se encuentra totalmente refaccionada. Se trata del conocido como Palacio de los Bichos, que guarda una historia más que interesante, mezcla de amor, tragedia y misterio.

El castillo se llama así porque en sus orígenes la construcción se encontraba decorada por unas imponentes górgolas con formas de animales y bichos, compartiremos la misteriosa leyenda que data del siglo XIX.

En esa época un rico italiano recién llegado al país decide construir un palacio para su esposa y su pequeña hija Lucia en el oeste del centro, zona que en la actualidad se denomina Villa del Parque. Ellos vivían muy felices en la zona, progresando económicamente y socialmente.

Lucia creció y decidió dedicarse a una de sus pasiones, la música, por eso se dedicó a estudiar piano. Durante sus estudios conoce a un joven músico que se convirtió en el amor de su vida. Su nombre era Angel Lemos.

Durante el año 1911 los novios deciden casarse, ambas familias estaban muy felices por la decisión, como regalo del padre de Lucia decide construir una mansión cerca de la casa de sus padres. Así se mando a construir este palacio, una edificación con cinco pisos y balcones. El lugar era tan bonito que decidieron festejar su boda en el lugar.

La fiesta de la boda fue muy divertida, pero el final fue trágico. Cuando la fiesta esta por terminar el automóvil que los iba a buscar los esperaba del otro lado de las vías del tren que quedaba a pocos metros de la mansión.

Mientras los novios saludaban a los invitados desde el coche un tren del Sur al Pacifico que se dirigía a mucha velocidad hacia la estación de retiro no fue visto, el mismo impactó sobre ellos. Lamentablemente ambos jóvenes murieron.

Sus padres entraron en una profunda depresión, ya que el día más feliz de su vida se convirtió en el más triste.

El palacio se mantuvo abandonado por años, lo extraño es que muchos vecinos aseguran oír por las noches música de aquella época a altas horas de la noche o ver siluetas bailando. Otros aseguran escuchar gritos de espanto de una mujer y ver espectros que pasan por los muros.

Lo cierto es que en la década del 90 el edificio fue totalmente reciclado y en la actualidad funciona un edificio de viviendas con un gran spa en la planta baja.

Vía | Buenos Aires Sos
Foto | Flickr – Gabriela Sellart

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información