La Catedral de San Pablo, en Lieja

por el 2 Octubre 2014

La iglesia de San Pablo es la Catedral de Lieja

A finales del siglo XVIII, en un periodo que la historia denomina como Revolución Liejense, se destruyó lo que era la catedral de la ciudad, una iglesia consagrada a Saint Lambert que está donde se hoy se encuentra la Plaza de Saint Lambert. Había pues, que asignar una nueva catedral y, en lugar de levantar una nueva iglesia, se decidió usar una que ya hubiera en la ciudad.

Así es que como los franceses, que eran los que mandaban entonces en la ciudad, elevaron a la Iglesia de San Pablo de colegiata a la categoría de Catedral. Así es como, de paso, el tesoro de esta iglesia se nutrió de lo que se pudo rescatar de la antigua catedral, convirtiéndose en el tesoro más importante de la ciudad, con piezas como los relicarios de San Lamberto o de Carlos El Temerario.

Aquello ocurrió, como decíamos, entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, aunque la iglesia es mucho anterior, concretamente del siglo XIII. Se construyó sobre una antigua capilla de estilo románico, del siglo X ésta, siguiendo el estilo arquitectónico de entonces, el gótico. En el siglo XIX sería objeto de nuevas reformas, como la finalización de la torre del reloj.

La Catedral liejense merece la pena conocerla, tanto por los tesoros que guarda en su museo como por los rincones de la misma, como por ejemplo el claustro, una preciosa obra gótica. El templo, para las visitas, abre de martes a sábado entre las 14:00 y las 17:00 horas, y el precio de la entrada es de 5 euros para los adultos.

Foto | Wikimedia Commons – Ronnie Pander

Foto |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información