Las fiestas de Outremeuse, las más populares de Lieja

por el 12 Noviembre 2012

El Entierro de Mathy el Hueso, durante las fiestas en Lieja

Outremeuse es el nombre de un barrio de Lieja muy peculiar, pues se trata de un barrio fluvial ya que es en sí mismo una isla, pues los ríos Ourthe y Mouse lo rodean completamente. Arquitectónicamente no es un barrio muy interesante, pero durante el mes de agosto puede presumir de celebrar las fiestas más populares de cuantas se celebran en toda Lieja.

Las fiestas de Outremeuse tienen lugar el día 15 de agosto, coincidiendo con la celebración del día de la ascensión de la Virgen María. Por tanto, son unas fiestas religiosas pero que al igual que la mayoría de estas celebraciones tiene también su parte lúdica y pagana. Así que para empezar a disfrutar verdaderamente de ellas, te tienes que acercar a Lieja el día 14 de agosto.

La noche del 14 de agosto, aprovechando que al día siguiente es festivo, toda Lieja se lanza a la calle, con la finalidad de beber al aire libre y disfrutar de las actuaciones que hay en distintos rincones del barrio. Al igual que en todas las celebraciones donde el alcohol es el invitado principal, hay sitios donde la fiesta degenera un poco, y por tanto evitables, pero en general es buena oportunidad para sentirse como un auténtico valón y de disfrutar de las muchas manifestaciones culturales de las que ahora presume este antiguo barrio obrero.

Ya el día 15 de agosto, con más de media Lieja de resaca, y la otra durmiendo, se celebra una procesión religiosa y un desfile de marionetas gigantes bastante divertido. La música la ponen grupos y bandas representativos del folclore belga, ataviados habitualmente con los trajes típicos.

Sin embargo, las fiestas no acaban ahí. Al día siguiente, el 16 de agosto, los habitantes de este barrio ponen el cierre a las fiestas con una representación muy parecida al Entierro de la Sardina con los que despedimos los carnavales en España, sólo que en este caso se entierra un hueso, Mathy el hueso. No hay que perderse ni el velatorio, ni el entierro y su cortejo fúnebre, ni tampoco los fuegos artificiales que certifican el fin de las fiestas.

Foto | Wikimedia Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información