La ciudad histórica de Sucre, en Bolivia

por el 15 junio 2016

Vista panorámica de Sucre, una de las ciudades más antiguas de Bolivia

Cuando llegaron a Sudamérica las noticias de que el ejército francés había invadido, prácticamente sin oposición alguna, el territorio español, los pueblos americanos empezaron a darse cuenta de que ese imperio al que tanto temían no era tan temible. Fue entonces cuando empezaron a surgir y toma fuerza los gritos libertarios, desde Sucre hasta el resto de grandes ciudades coloniales.

La historia cuenta que la Revolución de Chuquisaca, surgida en el entorno de la histórica ciudad de Sucre, fue la primera de todas, la que prendió la mecha de una lucha que llevó a la independencia a los países de Sudamérica. Así que un paseo por Sucre es un paseo por la historia misma del origen de Bolivia como país y, por ende, de la propia Sudamérica tal y como la conocemos hoy.

De hecho, uno de los lugares más famosos de todo Sucre es la llamada Casa de la Libertad, tal y como se la conoce hoy. Antiguamente fue una sala perteneciente a la Universidad, una de las más antiguas de toda América, pero su nombre actual le viene de que ahí se firmó la independencia del país, entonces todavía conocido como Alto Perú antes de que se bautizara a Bolivia con el nombre del gran libertador Simón Bolívar.

La Catedral de Sucre se empezó a construir en el siglo XVI

Situada a casi tres mil metros de altura sobre el nivel del mar, la ciudad de Sucre cuenta con más de 250 mil habitantes en la actualidad, lo que la coloca en la quinta posición del país. Fue la primera ciudad y capital del mismo, honores que perdió en favor de La Paz durante la guerra civil boliviana, aunque todavía conserva simbólicamente el título de capital constitucional.

Turísticamente, el mayor encanto de Sucre se encuentra en los vestigios de su época colonial, con plazas y jardines de bonito encanto. De entre los edificios destacamos los ya citados de la Universidad y la Casa de la Libertad, así como numerosos edificios religiosos entre los que se destacan la Catedral Metropolitana, del siglo XVI, el Convento de La Recoleta y la Iglesia de San Lázaro, probablemente la primera que se levantó en todo el país.

Por su peculiar arquitectura, que va desde el colonialismo hasta la modernidad y por su importancia histórica, lo que se conoce como la ciudad histórica de Sucre alcanzó en el año 1991 el reconocimiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad. Junto con Potosí, otro de los lugares importantes de la historia boliviana, son las dos ciudades del país que aparecen en la famosa lista de la UNESCO.

Foto 1 | Flickr – Hanumann
Foto 2 | Flickr – Peter Collins

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información