Dubrovnik, la perla del Adriático

por el 20 junio 2016

Dubrovnik es una de las ciudades más bonitas del Mediterráneo

Los eslavos usaban la palabra dubrava para referirse a un robledal, y de esta palabra deriva el nombre de Dubrovnik. Si bien, la ciudad croata siempre ha sido conocida por su nombre en italiano, Ragusa, el nombre de una pequeña república que intentó vivir ajena a todo lo que sucedía alrededor y alargar el sueño de la clásica Atenas griega.

Dubrovnik, o Ragusa, llegó a ser una ciudad libre y democráctica en el Mediterráneo

Manteniéndose aislada del resto del mundo por su ubicación y sus murallas, Dubrovnik, o Ragusa, fue un remanso de paz pese a encontrarse en las puertas de entrada de los otomanos a Europa. Una ciudad democrática, una república libre y ajena a los grandes reinos europeos pero rica, gracias al comercio que mantenía con ellos a través de su puerto.

El sueño de esa polis ateniense cayó a lo largo del siglo XVII. Duvrobnik sufrió terremotos y hasta guerras, como la de los Balcanes a finales del siglo XX, para llegar hasta nuestro días y convertirse en uno de los mejores destinos turísticos del Mediterráneo, la “perla del Adriático”, tal y como se ha bautizado.

Los turistas o viajeros llegan a Dubrovnik para perderse por la ciudad antigua. En las callejuelas de esta ciudad rodeada de imponentes murallas, que también se pueden recorrer y son uno de los tours de la ciudad más visitados, se han rodado escenas de la famosa serie Juego de Tronos, así que muchos de los visitantes son fans de esta saga en busca de las localizaciones que salen en la televisión, muy cambios, eso sí, por el CGI.

Dentro de la ciudad antigua, declarada Patrimonio de la Humanidad, uno de los lugares más interesantes es la Catedral, consagrada a la Asunción de la Virgen María. El templo actual es del siglo XVII, aunque su origen es mucho más remoto, del siglo VI. El Palacio del Rector es otro de los edificios interesantes, reconstruido a la vieja usanza pues fue uno de los lugares que quedaron muy dañados tras los bombardeos de la Guerra de los Balcanes.

Además de la ciudad vieja, las playas son el otro punto de interés de esta ciudad croata

Otro de los puntos de interés de Dubrovnik son sus playas, siendo especialmente popular la playa que hay en la isla frente a la ciudad, la isla de Lokrum. Muchos nudistas hacen el viaje de ida y vuelta en ferry cada día a esta isla, que dado que está considerada como Parque Nacional no se puede pasar la noche en ella. Pero no pasa nada, la puesta de sol desde Dubrovnik no está nada mal.

La ciudad, que se extiende más allá de lo que son las murallas y la parte vieja, cuenta con su aeropuerto. Desde las principales ciudades croatas también se puede llegar a través de autopista, y si no se dispone de vehículo propio, hay líneas de autobuses desde Zagreb, Zadar o Split, que aunque no pueda parecer un medio cómodo son más recomendables que el tren.

Foto | Flickr – World around trip

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información