Chan Chan, la ciudad precolombina más grande de América
Lugares de interés

Chan Chan, la ciudad precolombina más grande de América

Escrito por: bgarcia
10 Abril 2013
Sin comentarios
2 minutos

Un poco antes de la caída del Imperio Inca, en el siglo XV otro imperio alcanzaba su esplendor, el Chimu. Su capital, Chan Chan se sitúa en el Valle del Moche o Santa Catalina a 5 kilómetros de Trujillo. Es la ciudad precolombina más grande de América y la segunda ciudad de adobe de mayor tamaño en el mundo. Sus restos son Patrimonio de la Humanidad desde 1986.

Chan Chan ocupa unos 20 kilómetros cuadrados aunque las construcciones se ubican solo en 6. Está formada por nueve ciudadelas, todas ellas rectangulares, amuralladas con altas y gruesas paredes de barro y, 32 conjuntos semi-monumentales y cuatro sectores independientes en las zonas oeste y sur. Cada ciudadela tiene una única entrada que se abre en caminos y manzanas con templos, viviendas, almacenes, depósitos de agua, edificios administrativos o patios entre otros. Los muros están adornados con bajorrelieves de formas animales y geométricas.

Los sectores exteriores se dedicaban bien a residencia de familias acomodadas o bien a actividades industriales. Se trabajaban el oro, la plata, la madera y el tejido principalmente. En la zona sur, además de numerosos templos, se han encontrado restos de un sistema de riego, lo que hace pensar que se dedicaba a la agricultura. Los Chimu tenían un sistema de canalización de alrededor de 80 kilómetros que abastecía a la ciudad desde los ríos Moche y Chicama, además de 140 pozos de agua. Alrededor de la ciudadela se situaban barrios periféricos formados por los productores y los servidores del reino.

El material con el que está construida Chan Chan, el riesgo sísmico de la zona y la influencia de El Niño, hacen que sea una zona arqueológica en riesgo. Si la visitas ten especial cuidado con no dejar huella.

Vía | Oficina de Turismo de Perú
Foto | Wikimedia


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.