Halloween y la aventura en el Castillo de Frankenstein en Darmstadt
Ocio y cultura

Halloween y la aventura en el Castillo de Frankenstein en Darmstadt

Escrito por: slopez
18 Octubre 2013
Sin comentarios
2 minutos

Al sur de la ciudad de Darmstadt, en el estado de Hesse, localizamos la pequeña localidad de Mühltal. A simple vista, no es un lugar que suene ni que diga mucho inicialmente. Pero, ¿Qué me dirían si les contará que uno de los lugares más terroríficos de Halloween se encuentra allí? ¿Quieren conocerlo? ¿Quieren dar una vuelta por el Castillo de Frankenstein?

Envuelto en un precioso paisaje de gran colorido verde, el Castillo de Frankenstein sigue siendo lugar de atención turística, a pesar de que parte de él se encuentra en ruinas. Sin embargo, no sólo es un marco incomparable para celebrar la noche de Halloween, sino también hay quien se atreve a dar el "sí, quiero" ante un altar.

Pero conozcamos algo de su historia. Su antigüedad data del siglo XIII, siendo llamado en aquel entonces como el Castillo Breuberg para, posteriormente, pasar a ser conocido como el de Frankenstein. Años después, la escritora Mary Shelley residió en él y, según cuentan, se inspiró en el inquilino que la precedió, al parecer un alquimista que habría experimentado con cadáveres para encontrar la manera de resucitar a los muertos. ¿Le suena?

Sin duda que el momento más esperado para visitar el castillo es en la celebración de Halloween. Hasta quince mil personas visitan anualmente este lugar, siendo la mayor concentración el 31 de octubre, con motivo de la fiesta. Un día que puede ser muy corto o muy largo, dependiendo de su aguante.

Por que, desde por la mañana, el castillo se encuentra preparado para recibir a sus visitantes y que conozcan toda la historia que rodea al lugar. A través de visitas guiadas (pueden ser individuales o en grupo), se podrán conocer todos los detalles de los habitantes del castillo desde sus comienzos, haciendo especial hincapié en la autora de uno de los personajes más terroríficos de la historia, la británica Mary Shelley.

Y esa noche, el Castillo de Frankenstein se convertirá en un nido de vampiros, hombres lobo y otras criaturas de la noche que nos harán pasar una auténtica historia de terror. A tal punto trasciende, en cuanto a la sensibilidad de los asistentes, que no se permite la entrada a menores de quince años. Para aquellos que no estén preparados para ello, el castillo ofrece la posibilidad de pasar una velada más agradable y tranquila en el restaurante del mismo.

Quizás sólo una vez en la vida podamos pasar una auténtica noche de Halloween en uno de los escenarios soñados por los más aficionados a esta fiesta. En la zona de Mühltal, a escasos cinco kilómetros de la ciudad de Darmstadt, les estará esperando, en la noche de difuntos, el Castillo de Frankenstein. No se lo pueden perder.

Vía | thecircumference.org
Foto | flickr-Yvo Geis

Darmstadt, ciudad tecnológica y cultural
Lugares de interés

Darmstadt, ciudad tecnológica y cultural

Escrito por: slopez
9 Octubre 2012
Comentario
3 minutos

Darmstadt es una ciudad del estado de Hesse, situada a 30 kilómetros de Frankfurt. Anteriormente, había sido un importante centro administrativo hasta que, a comienzos del siglo XX, tuvo un importante desarrollo a nivel industrial, científico y educativo. Destacando numerosas industrias químicas como Merck (en el sector farmacéutico), Darmstadt es la sede del Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la Agencia Espacial Europea.

Tal es su relación con el mundo de la química, que el elemento Darmstadtio, número 110 de la tabla periódica, toma su nombre en honor a esta ciudad, siendo una de las siete a nivel mundial que posee un elemento químico por su nombre. A nivel de tecnología, Darmstadt es una de las ciudades más importantes de Alemania. La Universidad Técnica de Darmstadt está muy reconocida dentro del ámbito de la investigación y la docencia en Ingeniería Civil, Eléctrica y Mecánica.

La Universidad de Ciencias Aplicadas, dedicada a enfermería y trabajo social, cuatro institutos de investigación de la Sociedad Fraunhofer (una organización para la investigación con 58 institutos en toda Alemania) y un centro de investigación sobre iones pesados (GSI) hacen también de Darmstadt una ciudad volcada con la tecnología y gran productora de población estudiantil en la ciudad.

Pero no sólo se puede contemplar la investigación tecnológica en esta localidad. Otros lugares de interés pueden ser visionados por el público en general. Asimismo, tenemos el Palacio Ducal, situado en el centro de la ciudad y cuyo aspecto actual data del siglo XVIII, o el Palacio de Frankestein (posible inspiración de la autora Mary Shelley para su novela Frankestein), en el barrio de Eberstadt y de referencia del siglo XIII son edificaciones muy atractivas de visitar. Se pueden encontrar varios hoteles a poca distancia de la zona.

La Luisenplatz es la plaza mayor de la ciudad. Erigida en su centro se encuentra una columna de 33 metros de altura en honor a Ludwig I, primer gran Duque de Hesse. Rodeada de modernos edificios, se convierte en el punto central y álgido de la ciudad. Otra plaza interesante es la Markplatz o Plaza del Mercado.

El parque Rosenhöle, un jardín estilo inglés del siglo XIX o el Matidenhöle, zona eminentemente cultural, donde se recoge la famosa Torre de la boda, así como el Edificio de Exposiciones, el Museo Artist´s Colony, la Capilla Rusa y diversas residencias de artistas son algunos de los muchos lugares dignos de visitar que dotan a Darmstadt de un aire cultural y literario enriquecedor.

A comienzos de julio, tiene su comienzo la popular fiesta de Heinerfest. Desarrollada en las calles colindantes al palacio ducal, es un festival tradicional alemán con actuaciones folclóricas, cervecerías y puestos gastronómicos que acoge a 700.000 visitantes al año. Otra fiesta popular es la Schlossgrabenfest, dirigida más a actuaciones musicales en directo. También posee una gran afluencia de visitantes, llegando a los 400.000 anuales.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-metrocentric


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.