Friburgo, una pequeña ciudad medieval
Lugares de interés

Friburgo, una pequeña ciudad medieval

Escrito por: mvargas
1 Octubre 2015
Sin comentarios
1 minuto

A veces los viajeros se olvidan de que Suiza no sólo es un país de lagos y montañas, sino que también es un pequeñito rincón plagado de historia, de tradiciones y de encantadoras ciudades medievales. Situada al oeste del mismo se localiza Friburgo, una interesante villa, precisamente de carácter medieval, que se localiza a tan sólo 35 kilómetros de distancia de La ciudad vieja de Berna y que merece mucho la pena ser visitada.

Friburgo fue una de las ciudades más grandes de la Edad Media y sus vestigios aún sorprenden a día de hoy. Es un destino totalmente diferente a lo que nos podemos encontrar si viajamos a la moderna Zürich, la ciudad más destacada del país y hasta la capital del país, Berna, tendría muchas razones para envidiarle. Su trazado y su arquitectura medieval la hacen única y encantadora, y no hay nada como pasear tranquilamente por sus calles, sin prisa, y poder tomar un café en algunas de sus numerosas terrazas disfrutando del paisaje.

Entre sus lugares de mayor interés destacan la Catedral de San Nicolás, construida en el siglo XIIII, el barrio de Auge y su característico Puente de Berna, y el imprescindible furnicular de madera, gracias al cual se puede acceder a un excelente mirador que nos permitirá disfrutar de Friburgo en todo su esplendor. No hay que olvidarse tampoco de la animada vida universitaria, de los estrechos callejones, de los más de quince puentes, de las tiendas de antigüedades y de cada detalle que la hacen especial y diferente.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Jim Killock

Gruyères, una pequeña y encantadora ciudad histórica
Lugares de interés

Gruyères, una pequeña y encantadora ciudad histórica

Escrito por: mvargas
20 Marzo 2015
Sin comentarios
2 minutos

Gruyères es uno de esos encantadores pueblecitos a los que se llega, o bien de casualidad, o bien por alguna recomendación de alguien que haya estado alguna vez ya allí. Sin embargo, también es posible terminar recorriendo sus calles atraídos por el aroma de su queso con denominación de origen protegida, y por eso una de las visitas obligadas que se debe hacer allí es la quesería “La Maison du Gruyère”, la cual desde el año 1969 viene elaborando este producto de manera totalmente tradicional.

Gruyères se localiza en el cantón de Friburgo y se consolida como una pequeña ciudad medieval que cuenta con un imponente castillo, también de visita obligada, tres museos y más de 800 años de historia. El citado castillo, el Chateau de St. Germain, es su principal atractivo turístico y se encuentra en lo más alto del pueblo. Este se ha conservado tan bien que una vez entremos en él seremos capaces de retroceder en el tiempo unos 800 años atrás y ver cómo vivían en aquella época, qué vestiduras utilizaban, con qué mobiliario decoraban las estancias, etc. Por otro lado, desde él obtendremos unas vistas fabulosas del paisaje bucólico que rodea a la ciudad.

Otro de sus lugares turísticos es el Museo del Tíbet, situado justo a la entrada del Castillo, un lugar en el que los más espirituales se sentirán bastante cómodos. Dicho museo cuenta con una enorme colección de miles de figuras, sobre todo de budas, que su propietario ha ido coleccionando a lo largo de su vida y sus viajes. Otro punto interesante que no podía faltar en nuestra visita es el Museo H.R. Giger, dedicado al artista que creó al monstruo extraterreste protagonista de la saga Alien. Aún así, Gruyères es la ciudad perfecta para callejear, para probar las delicias gastronómicas suizas y para disfrutar de un paisaje que parece sacado de un cuento de hadas.

Vía | Wikipedia

Augustinermuseum de Friburgo, un monasterio convertido en museo
Lugares de interés

Augustinermuseum de Friburgo, un monasterio convertido en museo

Escrito por: slopez
11 Diciembre 2012
Sin comentarios
2 minutos

Si en un anterior post hablábamos de Friburgo como capital de la ecología en Alemania, no menos destacados son los lugares que nos ofrecen su riqueza cultural. En la zona antigua de la ciudad encontramos uno de los museos de mayor tamaño del estado de Baden-Wurtemberg, el Augustinermuseum.

Antiguamente, esta edificación era un monasterio de eremitas agustinianos, hasta que a principios del siglo XX, (concretamente sobre 1900), se comenzó a diseñar y remodelar como el museo por el que se le conoce en la actualidad y que acoge numerosas obras pictóricas y de escultura desde la Edad Media hasta la actualidad.

En el año 1904 comenzó la construcción del nuevo museo, viéndose interrumpida en 1915 por la I Guerra Mundial. Posteriormente continuó hasta que consiguió abrir sus puertas para el público en 1923. Durante el periodo desde ese año hasta prácticamente la actualidad, muchas obras no han podido ser visionadas debido a la falta de estructura y de recursos económicos.

Finalmente, se sigue trabajando en dar la oportunidad a todos los visitantes de poder disfrutar de las miles de obras que presenta el museo. Aunque en 2010 se han conseguido avances al respecto, no se logrará una completa visión de todo al menos hasta el año 2017.

Obras de muy diversa categoría, como la Colección de la Catedral de Friburgo, completa obra de orfebrería en oro y plata, colecciones de tapices de la Edad Media, colecciones de vidrieras (que, por desgracia, aún no han podido ser expuestas), y otras colecciones originales de monedas, autómatas musicales o relojes. Todo un abanico de opciones para el público, a pesar de que algunas no puedan ser expuestas.

En pintura destacamos colecciones de pintores alemanes como Hans Baldung Grien o Matthias Grünewald. Otras no expuestas, que esperan serlo en breve, de artistas como Feuerbach o Winterhalter, pintores de la región de Baden pertenecientes a los siglos XIX y XX. A su vez, importantes pinturas realizadas en papel como dibujos y grabados, de las cuales casi 70.000 aún no pueden ser expuestas.

A pesar de la carencia de algunas obras que tardarán algún tiempo en poder ser apreciadas, hay muchas otras obras que si pueden ser contempladas por los visitantes, unidas también a una inmensa documentación, tanto escrita como gráfica, sobre la ciudad de Friburgo. Sin duda, para no perdérselo.

Este museo lo podemos encontrar en la Augustinerplatz y su acceso es gratuito de martes a domingo, de 10 de la mañana a 5 de la tarde. Una muy interesante oferta cultural que la ciudad de Friburgo ofrece a todo aquel que quiera visitarla. Una auténtica tentación para el paladar asiduo a los museos.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-pandrcutts

Friburgo, capital de la ecología
Lugares de interés

Friburgo, capital de la ecología

Escrito por: slopez
4 Diciembre 2012
Comentario
2 minutos

Friburgo pertenece al estado de Baden-Wurttemberg, siendo la cuarta ciudad mayor del mismo, con alrededor de 220.000 habitantes. Es la población más meridional de Alemania, famosa por su excelente climatología a lo largo de casi todo el año. Pocos días sin sol pueden ser apreciados en Friburgo, convirtiéndola en una magnífica ciudad para vivir por su clima.

Además de por su cultura, Friburgo es conocida por ser considerada Capital de la Ecología en Alemania. Esto es debido a su cercanía a la Selva Negra, considerándola una puerta de entrada a la misma, y al número de instalaciones medioambientales que posee (la mayor de la Unión Europea) gracias a la política ecológica que se práctica.

El Instituto para la ecología o el Instituto Fraunhofer para sistemas de energía solar son algunas de las instalaciones que allí se encuentran. En el mes de junio se celebra, todos los años, la mayor feria de energía solar del mundo, colocando a Friburgo en el primer puesto en materia de energía solar fotovoltaica.

Friburgo también ofrece un panorama cultural muy interesante. Su casco histórico es de una gran belleza y no menos su catedral gótica, con 116 metros de altura y su enorme plaza custodiándola, donde se celebran, a diario todas las semanas excepto domingos, 2 tipos de mercados, el Bauernmarkt o mercado de los campesinos, en la parte norte, y el Händlermarkt o mercado de los comerciantes en la parte sur.

Un elenco de plazas se añaden a la de la catedral, convirtiendo a Friburgo en una ciudad prominente en cuanto a las plazas. La Plaza de los Agustinos (en el casco antiguo), la plaza del Ayuntamiento (con el nuevo y el antiguo ayuntamiento) o pequeñas plazas como Oberlinden o Unterlinden dan esplendor cultural y estético a la ciudad de Friburgo.

Y a estas bellezas, se le añaden actividades y eventos de tipo cultural. Festivales que se celebran a lo largo del año como el Diavortrag-Festival, un festival de teatro improvisado al aire libre realizado en invierno, o los mercados navideños y el Festival del Circo, unido a otros espectáculos de arte, música, teatro o deporte. Un abanico de posibilidades para no aburrirnos en absoluto.

Podríamos estar hablando de la ciudad de Friburgo durante horas pero es más recomendable que, a la hora de elegir nuestros destinos de vacaciones, consideremos a esta población bávara cuya oferta de todo tipo en cuanto a entretenimiento y cultura no tiene fin.

Vía | germanytravel
Foto | flickr-frantunes


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.