La Cueva de Altamira, la Real Academia del Arte Rupestre que se encuentra en Santillana del Mar
Lugares de interés

La Cueva de Altamira, la Real Academia del Arte Rupestre que se encuentra en Santillana del Mar

Escrito por: Victor Alós
10 Febrero 2016
Sin comentarios
2 minutos

Hay lugares en España que resultan increiblemente hermosos, que aúnan el trabajo de la Naturaleza durante millones de años y la mano del hombre desde mucho antes de lo que imaginamos. De hecho, en Santillana del Mar, una pequeña y preciosa población de Cantabria se encuentra la Cueva de Altamira, un accidente geográfico que ha servido de refugio y hogar a seres humanos desde hace 35.000 años. Esta cueva fue ocupada desde, aproximadamente desde ese momento hasta 13.000 años antes de nuestra era. En ese momento se produjo un derrumbe en la entrada que selló el acceso.

Esto ha hecho que los tesoros ocultos en su interior hayan perdurado hasta hoy. En las paredes de Altamira se han encontrado cientos de dibujos realizados con las manos y primitivos instrumentos de pintura, representando bisontes, con impresiones de manos y símbolos de los que se desconoce el significado pero que están perfectamente visibles y que nos muestran el trabajo de cientos (sino miles) de generaciones de habitantes de la zona.

La cueva fue descubierta en el año 1868 por un cazador y el arqueólogo Marcelino Sanz de Sautuola fue el encargado de realizar los primeros estudios sobre ellos. Así, se consiguió determinar su antigüedad, algo que causó una gran conmoción en la sociedad de la época, porque tiraba por tierra todo lo que creían saber sobre la historia de la Humanidad.

Aunque se podía visitar la cueva, las condiciones de conservación hacían que fuera muy limitado el acceso. Hace unos años se cerró la posibilidad de acceder a la cueva y se construyó una réplica exacta para que los visitantes pudieran observar las figuras dibujadas en las paredes como si fueran las reales.

Después se volvió a abrir al público, aunque de manera mucho más limitada. Se organizan grupos de cinco personas una vez a la semana, que pueden ver en directo la cueva de Altamira. Eso sí, se ha de firmar un documento con las exigencias para poder visitar la cueva, que incluyen una lista de comportamientos prohibidos, pensando en mantener la integridad de las figuras. Las personas que quieren entrar en la cueva se han de reunir cada día de visita y allí se seleccionan a los afortunados que podrán realizar la visita.

Para optar hay que ser mayor de 16 años y acatar completamente las normas estipuladas.

Foto | Wikipedia
Página Oficial | Museo de Altamira

El Museo de la Tortura de Santillana del Mar, un regreso a la época más oscura
Ocio y cultura

El Museo de la Tortura de Santillana del Mar, un regreso a la época más oscura

Escrito por: Victor Alós
20 Agosto 2014
Sin comentarios
2 minutos

La historia de España tiene muchos momentos brillantes recogidos en colecciones expuestas en muchos museos. Pero también tiene una parte oscura y tenebrosa que nos provoca no pocos escalofríos. Entre los museos que se pueden visitar en Cantabria, nos encontramos con el Museo de la Tortura, una colección privada de alguno de los instrumentos utilizados por la Inquisición Española.

Esta exposición está ubicada en Santillana del Mar, una de las localidades con más alicientes para visitar que podemos encontrar en Cantabria. El Museo El Solar, donde se encuentra esta exposición permanente, se encuentra a medio camino entre la Colegiata y el Ayuntamiento, en la calle Jesús Otero.

En la entrada del Museo nos da la bienvenida una inquietante armadura medieval, que ya nos da una pista acerca de lo que vamos a encontrar en el interior. Pero no se trata de una simple colección de réplicas de artefactos de tortura, ya que muchas de las piezas que se puede ver en la colección son auténticas.

Sabiendo que muchas personas han pasado por esas herramientas de dolor, la visita se convierte en algo mucho más intenso. La visita comienza en el patio exterior, donde hay varios instrumentos de tortura, decorados con esqueletos simulados para ir poniendo al visitante en situación.

Dentro se pueden ver piezas destinadas a la burla y el escarnio público, herramientas para causar daños al reo sin matarlo y finalmente, otras pensadas para la tortura más extrema, incluyendo algunas cosas que estaban destinadas solo a mujeres y que hace que se pongan los pelos de punta.

Otras piezas son reproducciones de utensilios que se utilizaron en otros países, como la Dama de Hierro alemana o cinturones de castidad venecianos. Es un recorrido por la historia más oscura de España, pero que resulta ser una visita entretenida y que sí, también tiene su puntito morboso.

Vía | Santillana del Mar Turismo


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.