Begur, pueblo encantador en la Costa Brava

por el 18 Agosto 2016

Vistas de Begur, uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava

La Costa Brava, nombre que recibe el litoral de la provincia de Gerona, está lleno de pueblos con encanto como Begur (tal y como se escribe en catalán). Con algo más de cuatro mil habitantes, es una de esas localidades que ven como durante el verano se multiplica su población hasta por diez.

Los que se acercan a este pueblo de la comarca del Bajo Ampurdá lo hacen en busca de sus playas y calas. A lo largo de la franja de litoral que pertenece al municipio se encuentran playas que están consideradas dentro de las mejores de la Costa Brava. Además, las hay de varios tipos, lo que hace que atraiga a un público de lo más diverso.

Por ejemplo, una de las playas famosas de esta localidad es la Cala de Illa Roja (Isla Roja), y que se encuentra al norte del pueblo. Se trata de una de las playas nudistas más famosas de Cataluña, con una gran roca rojiza (de ahí deriva su nombre) y a la que sólo se accede por un camino que parte desde las playas que la circundan, El Racó y Sa Riera.

Es Caus, piscina casi natural en Begur

Esta última es la playa más popular de la localidad, ya que es la más cercana al pueblo y uno de los arenales más grandes de la zona, aunque con tan sólo 300 metros aproximadamente de longitud. Por ser la más popular, es la playa que ofrece los servicios de playa que en las calas menos accesibles no vamos a encontrar. En Sa Riera todavía se ve el reflejo de lo que era Begur antes de ser un destino turístico, un pueblo de pescadores.

La Playa de Fonda, de las que se encuentran al sur del pueblo, es otra de interés. Y es que al lado de esta playa se encuentra una zona pedregosa conocida como Es Caus en la que hay una piscina artificial que, sin embargo, a simple vista parece totalmente natural. Al fin y al cabo, los que se sumergen en ella lo hacen entre las rocas de la costa y con agua de mar.

El pueblo de Begur, más allá de estas preciadas y preciosas playas, cuenta con un curioso patrimonio monumental. Desde el castillo que domina la localidad en uno de los llamados Macizos de Begur, pasando por las casas que se construyeron los indianos de la zona, que hicieron fortuna en Cuba, dándole a las callejuelas del casco histórico una curiosa imagen que mezcla la tradición de las casas de los pescadores y el vanguardismo de estas construcciones más ricas.

Foto 1 | Flickr – Txikixa
Foto 2 | Flickr – Alberto Gragera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información