Cinco bebidas de verano que puedes disfrutar en España

por el 24 junio 2016

horchata

Cuando llega el verano, nos apetece disfrutar de una bebida refrescante y bien servida. Algo que nos quite el calor de encima y nos permita hacer que nuestro paladar se sienta agasajado. En España tenemos una buena variedad de bebidas, tanto dulces y refrescantes como con un poco de alcohol que le da “vidilla” y que también se pueden disfrutar. Siempre, claro, con precaución y moderación. Vamos a ver alguna de ellas.

1.- Horchata

Es, desde luego, la principal bebida del verano en todos los chiringuitos de playa, cafeterías, horchaterías en las costas levantinas y hasta los bares de casi toda España. El dulzón sabor de la chufa valenciana llena los vasos de millones de personas nada más comienza a aparecer el calor. Nos encanta disfrutar de su fescor, el toque dulce y si podemos, mojar un par de fartons, que siempre es el complemento ideal para esta bebida de verano.

La combinación de la horchata con otras bebidas heladas, como el granizado de café o el de limón son posibilidades que se pueden encontrar en la Comunidad Valenciana e incluso en otros lugares de la geografía vacacional española. Eso sí, sea sola o acompañada, mejor pedir luego una botellita de agua fresca para quitar la sed que suele aparecer después de tomarla.

2.- Sangría

Pocos la saben hacer bien, pero está presente en todos los sitios donde vayamos. La sangría es una bebida alcohólica, que se consume normalmente comiendo o cenando y que pese a que se hace en muchos sitios, pocas de ellas pueden ser consideradas buenas sangrías. La calidad del vino, la mezcla de frutas y el hielo utilizado pueden determinar una buena sangría y una bebida que estará fresquita, pero que sin duda, va a sentar mal.

sangria_bebida_verano_espana

Una sangría bien hecha puede resultar un complemento perfecto para una buena comida (¿una paella veraniega?) y nada que ver con lo que se bebe en algunos sitios. También puede hacerse con cava, que resulta mucho más agradable y sabrosa. ¿Os animáis a pedirla?

3.- Agua de Valencia

Podría parecer una sangría adaptada a los gustos de las playas levantinas. De hecho, lo es. Sustituye el vino por cava y lleva un toque de ginebra y vodka, lo que la hace bastante peligrosa si se abusa de ella. Y eso, que tiene una buena dosis de zumo de naranja que le aporta un sabor ácido y muy agradable. Otra de esas bebidas que bien hecha puede ser una maravilla, pero que en malas manos puede resultar nefasta para la cabeza y el hígado.

4.- Tinto de verano

En su origen era una mezcla de vino tinto y gaseosa. Pero la modernidad llegó y añadió unas rodajas de limón e incluso de naranja a la mezcla, dándole un sabor más ácido afrutado. La adición de hielo mata a las burbujas de la gaseosa pero le da un frescor adicional. Es una sangría con menos ingredientes y sin el toque dulzón que aporta a aquella el azúcar. Un clásico del verano español que combina con cualquier cosa y que hace que la comida o la cena sea mucho más veraniega.

zumos-fruta

5.- Zumos de fruta

Olvidemos el alcohol, aunque sea en pequeñas dosis. No hay nada más refrescante que un buen zumo fresquito. Es verano, así que lo del zumo de naranja queda descartado hasta el mes de noviembre. Pero hay muchas más frutas que pueden servir para hidratarnos los duros meses de verano y hacernos disfrutar de su sabor y su refrescante energía.

Foto 1 | Núria – Flickr

Foto 2 | Naty Woohoo – Flickr

Foto 3 | evidasana – Flickr

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *