Cinco platos de la gastronomía de Granada que no hay dejar de probar

por el 24 Julio 2017

Granada es uno de esos lugares que se han de visitar al menos una vez en la vida, por la grandeza de los monumentos que podemos encontrar en esta ciudad, que preside la Alhambra. Pero además de las cosas que se pueden ver en esta bella ciudad andaluza, hay otra cosa que la convierte en un destino muy sugerente y apreciado: su gastronomía. No vamos a hablar de sus célebres tapas, que muchas veces resultan un excelente sustituto a una comida o una cena, sino de platos que se pueden degustar en muchos de los restaurantes que los ofrecen en la ciudad y la provincia.

Tortilla de Sacromonte

Esta tortilla tiene como ingredientes el inevitable huevo batido, pero además se le añade carne picada, sesos de ternera, higadillos, criadillas y otro tipo de casquería que no se suele utilizar para otros guisos. También se añaden otros ingredientes como nueces, guisantes y pan rallado, aunque hay recetas que añaden jamón, patatas y chorizos.

Habas con jamón

Este es un plato muy sencillo y contundente. Habas verdes, generalmente de pequeño tamaño, que se guisan con el omnipresente aceite de oliva Extra Virgen y que se aderezan con un poco de ajo y tiras de jamón. Es posible que se encuentren acompañadas por un huevo frito o revuelto, que le aporta una textura y un sabor todavía más intenso. Sencillo y sabroso.

Moraga de sardinas

Este plato suele ser más común en las zonas costeras, aunque también se puede encontrar en la capital. Su ingrediente principal son las sardinas, que se guisan en una cazuela de barro sobre las brasas. Se añade un poco de jugo de limón, vino blanco, una picada de ajo, perejil y aceite de oliva. En algunos lugares se sustituye el limón por un poco de vinagre de vino, agua y laurel.

Remojón granadino

Es un plato frío que se suele servir de primero. Cada población tiene una variación de la receta, así que puede cambiar según dónde se tome o de dónde sea el cocinero. Suele tener como base la naranja, pelada y troceada, remojada en aceite de oliva. Puede aceptar tanto el azúcar como la sal. Admite otros ingredientes como el bacalao desmigado y desalado, aunque también se le pueden añadir aceitunas, huevo duro, patatas, tomate o cebolla o cebolletas.

Saladilla

Esta torta de masa de pan está recubierta de granos de sal gorda y se cuece al horno. Se suele tomar en primavera, en las fiestas de las Cruces de Mayo o la Festividad del Corpus. Suele acompañarse con unas habas o con trozos de jamón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información