Cruceros por el Mediterráneo desde Barcelona

por el 5 junio 2016

crucero_barcelona

Barcelona es uno de los puertos más importantes de España y probablemente, de Europa. Desde esta ciudad parten muchos cruceros de las principales navieras para recorrer el Mediterráneo y ofrecer unos días a bordo donde se puede disfrutar de la tranquilidad del mar combinada con las actividades realizadas en el barco. Alguno de los barcos más atractivos que navegan por el Mediterráneo tienen su base en la capital catalana, por lo que es el origen de alguna de las rutas cruceristas más atractivas de las costas de Europa.

Normalmente, se ofrecen cruceros que parten de los tres días. Estos son los que suelen tener un único destino, que se visita en una única jornada y se vuelve al puerto de origen. Son los minicruceros más económicos y permiten disfrutar de una única visita, ideales para un fin de semana o una escapada corta. Pero a partir de esos tres días, se pueden encontrar otros crueceros que permiten visitar tres, cinco o siete destinos, dependiendo de la duración del viaje.

Un recorrido por Francia, Italia y Malta

Por norma, los viajes se realizan en dirección a Francia, para llegar hasta Italia y a partir de ahí, volver a la Ciudad Condal, realizando varias escalas en las islas que se encuentran en la ruta propuesta. Las primeras escalas suelen realizarse en la Costa Azul francesa. Uno de los destinos suele ser Montecarlo y Mónaco, aunque el atraque del buque suele hacerse en Villefranche, que suele resultar más económico para los cruceros y está a solo unos kilómetros tanto de Niza como de Mónaco.

cruceros desde barcelona

Con los cruceros que parten de Barcelona se pueden conocer varios países en pocos díasMarsella suele ser otro de los primeros destinos que realizan los cruceros que salen de Barcelona. Una vez en Italia, uno de los destinos suele ser Livorno, desde donde se llega hasta a Pisa y Florencia. Los visitantes pueden contratar los viajes que llevan hasta las dos ciudades, que pueden visitarse ambas en una misma jornada.

Después de Livorno, los barcos suelen hacer escala en Civitavecchia, el puerto que permite visitar Roma. La capital italiana es uno de los grandes destinos de cualquier crucero que lleva por el Mediterráneo. Otro de los puntos importantes es Nápoles. A pocos kilómetros de la ciudad está Pompeya, la mítica ciudad arrasada y sepultada por la erupción del Vesubio, que se alza vigilante y amenazador detrás de la población romana.

Muchos cruceros alargan el viaje visitando las islas italianas, con paradas en Sicilia. También se puede realizar una escala en Malta, de manera que estos cruceros que salen desde Barcelona se convierten en una muy buena opción para conocer, aunque sea de manera un poco rápida, alguno de los principales destinos turísticos el Sur de Europa.

Foto 1 | Oriol Salvador – Flickr
Foto 2 | Joselez – Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información