Descubre Asturias a través del Camino Natural de la Cordillera Cantábrica

por el 4 Julio 2017

Una de las rutas más interesantes para recorrer en el Norte de la Península Ibérica es el Camino Natural de la Cordillera Cantábrica, un camino que atraviesa el interior de Asturias, de oriente a occidente. En este camino se puede conocer bien la riqueza del interior del Principado, ya que a lo largo de unos 600 kilómetros se recorre parte de la zona montañosa de Asturias.

El Camino Natural de la Cordillera Cantábrica comprende esos 600 kilómetros, aunque de ellos, 111 kilómetros son rutas alternativas que recorren lugares que se alejan de la principal. La primera de las 27 etapas en que se divide esta ruta parte del concejo de Peñamellera Baja, en la población de Panes, mientras que la última de ellas termina en Santa Eulalia de Oscos, muy cerca de tierras gallegas.

Valles y Parques Naturales para recorrer y descubrir

El recorrido le lleva por los concejos de Cabrales, Onís, Cangas de Onís, Parres, Piloña, Nava, Bimenes, Laviana, Alles, Lena, Quirós, Santo Adriano, Proaza, Yernes y Tameza, Teverga, Belmonte de Miranda, Tineo, Cangas del Narcea, Allande y Grandas de Salime, por donde serpentea y permite a los que lo recorren conocer esta parte del interior de Asturias. Los pueblos de montaña, sus tradiciones, gastronomía y sobre todo, la belleza de sus paisaje.

En sus etapas se recorren lugares tan impresionantes como el Paisaje Protegido de la Sierra del Cuera, cerca del Parque Nacional de los Picos de Europa; el Parque Natural de Redes, el Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras, en la zona central; el Paisaje Protegido del Pico Caldoveiro, el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, y el Paisaje Protegido de las Sierras de Carondio y Valledor. Además, el senderista se va a encontrar con varios rios, que conforman parte del paisaje, como el río Teso, el río Trubia, el Genestaza o el Narcea, entre otros muchos.

Las distintas etapas también permiten acercarse a los pueblos de interior y disfrutar de la rica gastronomía que se puede degustar en un recorrido natural que se sumerge en la Asturias más tradicional y rural, quizá menos conocida y que bien merece dedicar unas jornadas a conocerla. Muchos de los edificios que se pueden encontrar en el camino se han convertido en museos y los caminos cruzan muchos puentes medievales.

Este trazado también permite que se recorran caminos históricos como la vía romana y el Camín Francés del Camino de Santiago Primitivo, por lo que es fácil encontrar zonas de interés arqueológico que enriquecen el paso por estos senderos que en verano son una perfecta excusa para visitar Asturias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información