El Castillo de Zafra, en Guadalajara

por el 10 Septiembre 2017

El Castillo de Zafra, en un pueblo de la provincia de Guadalajara

El hecho de que varios lugares de la geografía española hayan servido de localizaciones para el rodaje de Juego de Tronos, que me atrevo a decir que es la serie de la televisión más famosa y seguida a nivel mundial, ha servido para poner en valor estos lugares. Por ejemplo, eso ha pasado con el Castillo de Zafra, que ha pasado de ser un lugar prácticamente olvidado a ser un lugar admirado por todo aquel que lo visita.

Todo gracias, como decimos, por servir de localización en la serie de Juego de Tronos. Este Castillo de Zafra (Zafra de apellido, que no de localización geógrafica) es en la ficción la llamada Torre de la Alegría, en Dorne, el lugar en el que, durante la Rebelión de Robert, el personaje de Ned Stark encuentra a su hermana Lyanna y … ya no vamos a revelar mucho más, no sea que acabamos soltando spoilers a quienes todavía no hayan visto la serie.

Desde el pueblo se puede llegar al castillo por carretera o sendero

Gracias a esto, el pueblo de Campillo de Dueñas, una localidad de apenas cien habitantes en la zona este de la provincia de Guadalajara, recibe a multitud de curiosos que lo toman para referencia de cara a conocer el Castillo de Zafra. Y es que la fortaleza se encuentra a apenas cuatro kilómetros del pueblo, dentro de lo que es la Sierra de Caldereros (declarada Monumento Nacional), y existen senderos para llegar al castillo y para descubrir esta zona de sierra en plena Castilla La Mancha.

La historia de este Castillo de Zafra se remonta muchos siglos atrás en el tiempo, pues se estima que tiene origen árabe. Fue una plaza importante, por aquello de ser inexpugnable, para los señores de Lara, quienes constituyeron y defendieron como independiente el Señorío de Molina, o de Molina de Aragón una vez pasó a formar parte de la corona aragonesa. En esta fortaleza se firmó la llamada Concordia de Zafra, que fue el primer paso para que el señorío pasara a formar parte del Reino de Castilla.

Lamentablemente, pese a estar restaurado, el castillo no se puede visitar en su interior y conocer sus secretos. Si bien, no hay nada que nos impida acercarnos al máximo y descubrirlo desde el exterior, conociendo de cerca lo que es la construcción de un castillo roquero (por aquello de levantarse aprovechando las rocas y el cerro sobre el que está) e imaginando las historias que se habrán vivido y contado en su magnífica Torre del Homenaje.

Foto | Wikimedia Commons – Diego Delso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información