El Madrid mágico, otra manera de conocer la capital de España

por el 7 septiembre 2015

640px-Palacio_de_Linares_-_01
Hay muchas maneras de conocer una ciudad. Posiblemente, hayamos paseado muchas veces por las calles de cualquier ciudad del mundo, quizá incluso la nuestra, y siempre queda algo por ver, algún rincón por conocer y alguna leyenda por conocer. Madrid es una ciudad muy antigua, con una gran historia y más allá de la historia oficial y conocida. Una manera de conocer Madrid y hacerlo con otros ojos es conocer sus calles y edificios haciendo un tour que busque y nos muestre un Madrid oscuro, escondido y mágico.

Desde luego, cualquier recorrido por el Madrid mágico ha de partir desde la Casa de América, un palacio situado la plaza de Cibeles, en pleno centro de Madrid y que fue uno de los lugares más misteriosos de la capital durante la década de los 90 del siglo pasado. Todo acabó siendo, presumiblemente, un gran fraude, pero las psicofonías que se registraron en sus estancias dieron la vuelta al mundo. Dice la leyenda que estaban producidas por Raimundita, la hija adoptada por el Marques de Linares.

Cerca se encuentra la Iglesia de San José, donde se cuenta una tenebrosa historia de un encuentro entre un joven y una muchacha en el siglo XIX, que al despedirse tras un breve romance nocturno durante una noche de carnaval, ella le dijo que al día siguiente era su funeral. No hay que decir que finalmente, el joven volvió a la iglesia al día siguiente y encontró el ferétro de su amada, que había muerto justo a la hora en que se encontró con ella.

También en ese mismo lugar se encuentra la Casa de las Siete Chimeneas, que actualmente es la sede del Ministerio de Cultura y donde se también se dice que hay una aparición espectral que podría ser la de Elena, hija de un montero de Carlos I. Estaba casada con el capitán Zapata, quien partió a una misión de guerra y no volvió jamás. Ella murió poco después, (dicen que asesinada por su propio padre, que también se suicidó después). La figura de Elena se ha visto, dicen, entre las chimeneas que dan nombre al edificio.

El Parque del Capricho está también lleno de simbologías que esconden historias oscuras. Se trata de un parque que fue propiedad de la Duquesa de Osuna, primera mecenas de Goya, para la que pintó varios cuadros con motivos mágicos. En él se encontraba su casa, que estaba pensada para el ocio y que incluso tenía un río navegable. Se dice que esta mujer permitió vivir en su propiedad a un ermitaño siempre y cuando no se cortara nunca el pelo ni las uñas. Cuando llegaba alguna visita no deseada, lo enviaba a él para ahuyentarla.

La Estatua del Ángel Caído es otro de los lugares mágicos de Madrid, donde también se ha de hacer un alto para conocer el Madrid mágico. Está situada en el Parque del Retiro y representa la caída de Luzbel, el ángel que plantó cara a Dios y fue desterrado al infierno.

¿Te animas a recorrer Madrid y sus calles mirando estos edificios con otros ojos?

Foto | Antonio Tajuelo – Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información