El Museo del Prado recibe una obra inédita de Velázquez

por el 15 Diciembre 2016

El Museo del Prado es una visita indispensable en Madrid

Siempre hay un buen motivo para volver a visitar el Museo del Prado. Ya sea para disfrutar otra vez de las maravillosas obras de arte que podemos admirar en este museo de Madrid, ya sea porque todavía nos falten salas por ver, ya sea porque haya una nueva exposición temporal que resulte de nuestro interés …

En esta ocasión, el motivo perfecto para un regreso (o estrenarse en su visita) al museo madrileño es una nueva obra, recién llegada desde los Estados Unidos. Se llama “Retrato de Felipe III” y es una obra del pintor sevillano Francisco Velázquez, una obra inédita que se formaba parte de la colección del experto en arte hispánico William B.Jordan y que, tras numerosos estudios se ha confirmado que salió de la mano del famoso pintor español, allá por el siglo XVII.

El propio Museo del Prado anunciaba, a través de su cuenta de Twitter, la buena nueva tal que así:

Los expertos en arte afirman que la obra, pese a haberse llamado “Retrato de Felipe III”, no es realmente un retrato de este monarca español sino que se trataría de un boceto preparatorio que Velázquez habría realizado de cara a una obra mayor. Esto se deduce por varios motivos, entre ellos porque la postura de Felipe III en el cuadro no es la propia de un retrato al uso, como podéis ver en la imagen.

Esa obra mayor de la que formaría parte sería “La expulsión de los moriscos”, que desgraciadamente fue uno de los cuadros que se perdió en el incendio del Real Alcázar en el siglo XVIII. Aún así, por las descripciones escritas que se conservan de este cuadro de Velázquez, se puede decir que el Felipe III que aparece en la obra sería muy semejante al que se puede ver en el “Retrato de Felipe III”, amén de las coincidencias en fechas sacadas de las dataciones y estudios que se han realizado.

La obra, como decimos donada por el estadounidense William B. Jordan, se expondrá en el Museo del Prado como “depósito temporal prorrogable”. Con la donación de esta obra que adquirió en un mercado de arte de Londres por no mucho dinero, comienza una nueva sociedad que esperamos traiga buenos frutos al Museo del Prado.

Foto | Flickr – Mathieu Marquer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información