La Catedral de San Juan el Divino, en Nueva York

por el 21 Octubre 2016

Fachada principal de la catedral anglicana de Nueva York

La ciudad de Nueva York no sólo tiene modernos edificios y grandes rascacielos, sino que también se pueden encontrar edificios históricos como la Catedral de San Juan el Divino. Y es más, sería raro que no reparases en este edificio en una visita a la Gran Manzana, pues se trata de una de las mayores iglesias de todo el mundo.

De hecho, dentro de la religión anglicana no hay templo más grande en todo el planeta. Y dentro de lo que es la religión cristiana sería la cuarta iglesia más grande si existiera una lista de iglesias por tamaño. Es tan grande que, por una cosa o por otra, nunca se acaba de construir del todo, de ahí que los neoyorquinos la hayan bautizado como La Inacabada o La Incompleta.

A finales del siglo XIX, Nueva York ya contaba con una catedral católica, la de San Patricio que está en Manhattan, pero no contaba con una catedral anglicana. De esa necesidad surge la construcción de este templo, que se va a llamar de San Juan porque es en el día de esa onomástica cuando se coloca la primera piedra para su construcción, en el ya lejano año de 1892.

Jardines y fuentes de la catedral anglicana de Nueva York

Aunque la Catedral abrió sus puertas en 1941, no estaba todavía del todo acabada y, como decimos, realmente no lo está todavía. Por caprichos del destino, siempre han sucedido cosas para que haya problemas de financiación, necesidades más urgentes o simplemente catástrofes (como por ejemplo incendios) que provocaban que o bien se detuvieran las obras o bien hicieran falta más y nuevos arreglos.

A pesar de tratarse de un templo del siglo XX, el estilo arquitectónico que predomina es el gótico. De esta Catedral de San Juan el Divino hay que destacar el rosetón, que es el más grande que se puede ver en todos los Estados Unidos, y dentro de las capillas la llamada Capilla del Trabajo, en homenaje a los bomberos que fallecieron durante los atentados del 11-S. El jardín con el que cuenta la catedral también se puede visitar y es muy interesante por las estatuas y fuentes que hay en él.

La catedral abre todos los días para las visitas desde las 7:00 horas y la entrada al templo es totalmente gratuita. La podréis encontrar en el número 1047 de la larga Avenida de Amsterdam, justo al lado de la Universidad de Columbia, dejando atrás el Upper West Side.

Fotos | Flickr – Terry Robinson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información