La Catedral Primada de España, el corazón de Toledo

por el 11 octubre 2015

catedral toledo

La catedral de Toledo ha sido durante siglos el corazón religioso de la ciudad, pero lo ha sido desde mucho antes de que tomara la forma que conocemos hoy. De hecho, se sabe que fue construida sobre una mezquita tomada a los musulmanes tras la conquista de la ciudad, pero que antes de esta se alzaba en el mismo lugar una iglesia construida por los visigodos antes del año 567 D.C.

Tras la toma de la ciudad por parte de los musulmanes, la convirtieron en mezquita y posteriormente fue convertida en iglesia cristiana, pese a que se había asegurado en el momento de la rendición que seguiría ofreciendo culto a los habitantes musulmanes que se quedaron en la ciudad.

Durante el siglo XIII se estimó que el viejo edificio que provenía de la época visigoda no era lo suficientemente majestuoso y, siguiendo la moda europea, se comenzó a construir el actual edificio, siguiendo el estilo gótico, que es el que predomina en la parte principal.

En la fachada se pueden ver las tres inmensas puertas monumentales, entre las que destaca la Puerta del Perdón, la que está situada en el centro y que solo se abre en ocasiones muy especiales. Junto a ella se encuentran la puerta de los Escribanos o del Juicio Final y al otro lado, la puerta del Infierno o de la Torre. Estas puertas, aunque fueron terminadas en estilo gótico, sufrieron una remodelación posterior que les otorgó un aspecto más neoclásico.

Hay más puertas en las otras fachadas, como la puerta del Reloj, en la parte Norte, que imitan a las de otras catedrales europeas como la de Notre Dame, en París y están decoradas con pasajes bíblicos y figuras religiosas. Además, la catedral de Toledo cuenta con la mayor cantidad de vidrieras medievales que se conservan en España, por lo que sus fachadas son dignas de ver.

Se puede visitar de lunes a sábado de 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde y los domingos de 2 a 6 de la tarde, con precios que varían según los edificios y zonas que se quieran visitar. La visita básica, a la catedral y el Museo es de 8 euros, aunque se pueden visitar otras zonas, con distintas tarifas, e incluso subir al campanario.

Foto | Flickr
Vía | Turismo Castilla La Mancha

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información