La leyenda de la calle del León, en Madrid

por el 31 agosto 2016

calle del leon Madrid

Las ciudades tienen una gran cantidad de pequeños rincones que suelen pasar desapercibidos, aunque cuentan con unas curiosas leyendas que, sobre todo en los centros históricos, ofrecen sentido a sus curiosos nombres. En Sevilla existe la leyenda de la calle de la Cabeza de Don Pedro y en Madrid existen calles en su centro histórico que tienen historias que no le van a la zaga. La calle del León tiene una de esas leyendas curiosas que finalmente le han dado nombre a la vía.

Esta calle, ubicada en el Madrid de los Austrias, en el Barrio de las Letras, discurre entre la calle del Prado y la calle de Atocha. Su curioso nombre le viene de un extranjero, que se instaló en esta casa con un león enjaulado. Este hombre, que según algunas fuentes era turco y según otras, indio, ofrecía la posibilidad de ver a este león por el precio de dos maravedís. De esa leyenda, que tiene bastantes visos de ser real, quedó el nombre de la calle, aunque su fama era anterior, por otros nombres y otros casos.

En esta calle estaba el Mentidero de los representantes, donde se reunían los actores y dramaturgos para comentar cualquier cosa relacionada con su profesión y sus actividades culturales. Esta calle ha sido un lugar donde se daba cita Quevedo, Lope o Rojas, además de otros muchos personajes relacionados con la cultura del siglo de oro español.

Real-Academia-Historia-calle-del-Leon

La historia también acredita que el propio Miguel de Cervantes tenía una casa en esta calle, identificada como el número 8, aunque ya no existe, siendo derribada y construida de nuevo en el siglo XIX. El barrio de las letras, donde se ubica esta calle, ha sido hogar de muchos de los grandes nombres de la cultura de la capital, que compartieron esas calles hace varios siglos.

Pero esto no es todo lo interesante que guarda la calle del León, sino que también cuenta con un milagro. La actriz Catalina Flores, casada con el buhonero Lázaro Ramirez quedó tullida tras un mal parto y acudió a rezar la novena a la Virgen María en un retablo que había en esa calle. Durante nueve días estuvo rezando frente a la imagen y al final del noveno día, el 15 de julio de 1624, dejó sus muletas y se fue andando sin más.

Una serie de leyendas y eventos históricos que hacen que este particular lugar del centro del Madrid de los Austrias sea un lugar realmente interesante de visitar y dejarse llevar por estas historias que suelen pasar desapercibidas para los visitantes.

Foto 1 | Rina Sergeeva – Flickr
Foto 2 | Wikipedia

Más Información | Wikipedia

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información