Las Casas del Onyar, uno de los atractivos de Gerona

por el 28 Septiembre 2015

casas_onyar_gerona

La ciudad de Gerona tiene rincones realmente preciosos, que esconden muchos años de historia y que le han valido ser uno de los escenarios elegidos para ser uno de los escenarios de Juego de Tronos para varias temporadas de la serie. Pero pese a que hay edificios y zonas que rememoran la Edad Media, hay otros lugares que se levantaron durante el siglo XX pero que forman parte de la imagen tradicional de la ciudad.

A diferencia de otras casas colgadas, las Casas del Onyar no guardan una estética uniforme, sino que parte de su encanto es que cada uno de los edificios tiene una forma y un diseño completamente distinto del siguiente. Ese caos de diseño es precisamente lo que crea una imagen tan particular y hace que el visitante se detenga frente a ellas y se maraville.

Las Casas del Onyar están situadas a ambas orillas del río del mismo nombre y sobresalen en parte, llegando a quedar parte de los edificios suspendidos sobre el mismo. En algunos tramos se puede pasear junto a los edificios, ya que hay pasos que conducen a alguno de los puentes que permiten pasar de una orilla a otra andando. Para alcanzar a otros hay que pasar por túneles abiertos en la fachada de los edificios, lo que convierte esta zona en un lugar muy curioso de visitar.

No se trata de edificios monumentales, sino que son viviendas particulares y en uso, levantadas hace décadas y con algunas deficiencias en sus fachadas. De hecho, algunas están bastante mal conservadas y tienen un aspecto envejecido, aunque desde al año 2010 se han restaurado alguna de ellas y se continúa haciendo. Pero, lejos de provocar cierto rechazo, esta situación hace que aumente su atractivo y se haya convertido en uno de los rincones preferidos por los visitantes que pasean por Gerona y uno de los puntos más fotografiados de la ciudad.

El recorrido de las Casas del Onyar comienza cerca de la Plaza de la Independencia, en el paseo de Canalejas y se extiende por una longitud de alrededor de un kilómetro plagado de edificios muy singulares. Una de las fotos que no hay que dejar de hacer en Gerona.

Foto | Ana Mendez Lugo – Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *