Parador de Olite, residencia de Reyes

por el 28 Noviembre 2012

El parador está situado en el Palacio Viejo de Olite

Olite, ciudad situada a 42 kilómetros de Pamplona, es un lugar ideal para conocer Navarra. En el siglo XII-XIII el rey Sancho VII utilizó unas antiguas ruinas romanas para construir el primer castillo pero no fue hasta el mandato de Carlos III cuando empezaría a tomar forma el actual Palacio de los Reyes de Navarra. Durante el mandato de Carlos III, toda su corte se trasladó a la ciudad convirtiéndola en capital del reino de Navarra durante un largo periodo. Así fue como nació el Palacio Real de Olite, gracias a un capricho de la esposa de Carlos III. Este le regaló un Palacio a su mujer diseñado al más puro estilo francés.

Años de esplendor vivieron sus muros y sus habitaciones dedicadas exclusivamente a la residencia y disfrute de la nobleza. Sus patios, sus almenas, sus jardines y sus torres al más puro estilo de los castillos del Loira confirieron al Palacio una belleza espectacular. Debido a las numerosas y sucesivas ampliaciones el Palacio da un aspecto inicial de desorden. Además, tras la invasión de Navarra por parte de Castilla, el Palacio sufrió grandes desperfectos y fue cayendo en el olvido. Actualmente todavía siguen los trabajos de restauración. Aún así es posible visitar la zona del Palacio Nuevo y trasportarse a tiempos pasados mientras se contempla la ciudad desde lo alto de sus almenas.

Después de visitar el Palacio Nuevo podemos alojarnos en la Parte del Palacio Viejo, lugar donde se ubica el Parador. Aquí nos sentiremos como aquellos nobles que dormían bajo doseles, bellos tapices y cálidas chimeneas. Sus estancias más emblemáticas portan los nombres de personajes ilustres que tuvieron mucho que ver con el destino del Palacio: Carlos III, Leonor de Trastámara, Teobaldos y Agnes de Cleves. Estas habitaciones tan distinguidas están decoradas al más puro estilo medievo y tienen un precio de 225 euros por noche. La tarifa incluye además del alojamiento, un detalle en la habitación, el desayuno y una cena de degustación.

En su restaurante podrás degustar los productos autóctonos de la región como los conocidos espárragos de Navarra y en sus zonas comunes respirar el ambiente de la realeza en cada rincón, cada detalle y cada objeto de decoración. Parece ser que incluso en la actualidad este Palacio Real atrae a la sangre azul ya que los Príncipes de Asturias también lo eligieron para pasar unas noches de su luna de miel.

Página oficial | Parador Olite
Foto | Flickr-Jesus Abizanza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información