Paseando por el antiguo cauce del río Turia, el eje verde de Valencia

por el 22 septiembre 2016

rio-turia-2

Valencia tiene un lugar donde cientos de valencianos se dan cita todos los días, un lugar que comienza casi en la entrada de la ciudad y llega hasta la Ciudad de las Artes y las Ciencias, casi en el puerto. Se trata del antiguo cauce del río Turia, convertido en un inmenso parque verde que cuenta con muchos atractivos para disfrutar de un buen paseo, en mitad de la ciudad y al mismo tiempo, en un ambiente relajante y muy interesante.

El paseo suele comenzar en el Parque de Cabecera, situado en el extremo Oeste y junto al Bioparc. Allí hay un gran lago en el que se puede navegar con barcas y patines, que tienen la forma de un divertido cisne. A partir de aquí, se puede pasear hacia el Este, dejándose llevar por las distintas sendas que están rodeadas de césped, donde mucha gente aprovecha el buen clima de Valencia y toma el sol durante casi todo el año.

rio turia

A cada lado del cauce hay varios accesos, que llegan desde las avenidas que lo bordean, con lo que se puede acceder y salir del mismo en cualquier momento y reincorporarse a la ruidosa rutina de la ciudad. Los distintos caminos pasan por lugares curiosos, en los que se pueden encontrar estatuas de metal, parques repletos de flores, campos deportivos, skate parks, muchos sitios donde sentarse, al sol o la sombra e incluso alguna cafetería donde tomar un refresco, un bocata o incluso una paella.

En este parque se encuentra el Gulliver, una gigantesca estatua llena de toboganes en la que nos podemos sentir como si fuéramos liliputienses, saltando y jugando sobre el cuerpo de este mítico personaje de la literatura universal. Un poco más abajo se levante el Palau de la Música, junto a un gran parque con fuentes donde se celebran numerosos conciertos de alguna de las muchas bandas que se reparten por toda la Comunidad Valenciana.

El paseo termina en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, donde podemos aprovechar y visitar el Museo Príncipe Felipe, el Hemisféric o el Oceanogràfic. Parece un recorrido largo, aunque no solo se puede hacer andando. Hay varios puestos de alquiler de bicicletas, tanto individuales como para grupos de personas, que pueden compartir este tipo de vehículos.

Sea a pie, en bicicleta o patinando, este parque urbano se ha convertido en todo un referente, donde se puede pasear y dejarse llevar con tranquilidad sin preocuparse por el tráfico ni las prisas.

Foto 1 | Antonio Marín Segovia – Flickr

Foto 2 | Antonio Marín Segovia – Flickr

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información