Ashville, capital del arte, las cervezas y hogar de los Vanderbilt en Carolina del Norte

por el 8 Julio 2015

Biltmore State

Cuando se piensa en una ciudad estadounidense dedicada al arte, la gastronomía y una extensa variedad de cervezas artesanales, a uno le vienen a la cabeza los nombres de Nueva York, Filadelfia o Boston. Pero realmente, la ciudad que ha sido reconocida como la mejor ciudad pequeña para el arte, centro de 18 cerveceras artesanales y además, uno de los lugares de Estados Unidos donde mejor se come, es Ashville, en Carolina del Norte.

La ciudad es bastante antigua y se encuentra ubicada en la parte oeste del estado, en un valle entre las montañas de Los Apalaches. Cuenta con unos 83.000 habitantes y dicen de ella que es la “París del Sur” y que es “la mejor ciudad para visitar con tu perro“, algo que puede resultar muy útil para los que viajan con su mascota.

Ashville es una ciudad en la que los artistas han podido desarrollar su potencial y cuenta con varias galerías de arte y centros de educación artística. Esto se concentra en Arts River, donde se pueden encontrar a alfareros, pintores, escultores, etc, que venden sus obras directamente desde sus talleres. Pero el arte no es el único argumento con que cuenta Ashville para atraer a las visitas.

La gastronomía es muy importante y los restaurantes y cafeterías que hay en la población se nutren de los 17 mercados que hay en la población. Estos ofrecen los productos de las granjas de los alrededores y permiten que los cocineros puedan trabajar con productos de muy alta calidad y producidos muy cerca de sus cocinas.

La ciudad de Ashville es la cuna de F. Scott Fitzgerald, uno de los escritores más famosos de Estados Unidos, además de la actriz Andie McDowell, quien vive todavía en la ciudad. Además, ha sido el hogar de los poderosos Vanderbilt, que han dejado la mansión Biltmore, una inmensa propiedad en la que destaca la mansión, con 250 habitaciones, de las que 35 son dormitorios y cuenta con 43 baños. Hoy, se puede visitar y es un auténtico complejo turístico, en el que se puede ver cómo vivían los miembros de esta famosa familia.

Una de las grandes atracciones de Ashville es El Círculo del Tambor, que se celebra en el parque Pritchard, los viernes de primavera y verano de seis de la tarde hasta las diez de la noche. En él, se reúnen cientos de personas para tocar los tambores, bailar a su son o simplemente, sentarse y disfrutar de un espectáculo musical y gratuito que invita a todo el mundo a participar de él.

Vía | Explore Ashville

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información