High Line de Nueva York, la vía elevada convertida en parque

por el 16 enero 2016

High Line de Nueva York, la vía elevada convertida en parque
Cuando pensamos en Nueva York, pensamos en una gran ciudad de metal y cemento sin muchas concesiones a los espacios verdes. Pero este mito se cae cuando se viaja por alguno de sus barrios donde se han habilitado zonas para el disfrute de los peatones. Uno de estos lugares es el High Line, un parque lineal que va desde Gansevoort Street a la calle 34. Tiene un recorrido de dos kilómetros y tiene como curiosidad que está construido sobre el recorrido de una antigua vía elevada que dejó de estar en servicio hace años.

Esta vía pertenecía a la West Side Line, que fue abandonada en el año 1980 y se dejó sin uso durante muchos años, hasta que en 2003 se pensó en darle un uso diferente, recuperando el espacio y ofreciéndolo a los vecinos. En un principio se presentaron varios proyectos, pero finalmente se decidió convertirlo en un espacio verde, pensado para ser disfrutado mientras se pasea.

Se tomó como base de la idea el proyecto Promenade plantée, creado en París en el año 1993 y que también recuperaba una vía abandonada. En Nueva York se habilitó la zona que hoy es High Line con plantas, lugares para descansar, con bancos que permiten tanto sentarse como estar acostado, y rincones donde anidan pájaros. A lo largo del recorrido hay varios accesos a la pasarela elevada, de manera que no hace falta acceder a ella desde cada uno de sus extremos, sino que se puede disfrutar por tramos.

Durante todo el año el High Line es escenario de muchas actividades, que van desde rutas guiadas, en la que se cuenta parte de la historia de esa línea y su reforma para convertirse en el parque que es hoy en día, clases de astronomía, cursos de pilates hasta otras interesantes actividades. Además, hay varios miradores que dan a las calles, donde se puede descansar viendo tranquilamente el incesante tráfico de la gran ciudad.

Y hay que tener en cuenta que se trata de una vía ferroviaria, por lo que es muy estrecha. Esto es, en parte, lo que le aporta una personalidad propia que hace que sea un lugar para visitar cuando vayamos a Nueva York.

Vía | Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información