La Gran Manzana, el origen de este término para nombrar a Nueva York

por el 16 Octubre 2017

AccorHotels anuncia un nuevo hotel en Nueva York

Todos hemos escuchado nombrar a la ciudad de Nueva York como La Gran Manzana. Es uno de los sobrenombres más populares para una ciudad, pero hay muchas dudas acerca de por qué a la gran ciudad estadounidense se le llama de esta manera. Podemos pensar que se trata de algo relacionado con las grandes plantaciones de este fruto que se encuentran en las afueras de la ciudad, o quizá se podría relacionar con el tamaño de las manzanas de edificios que conforman las calles de la ciudad.

Realmente, no tiene nada que ver con esto, sino que el responsable de que Nueva York se llame de esta manera fue un periodista deportivo de la ciudad en la década de los años 20 del pasado siglo, John Fitz Gerald. El periodista, que escribía para el New York Morning Telegraph sobre las carreras de caballos escuchó como varias personas que trabajaban en las cuadras hablaban de partir hacia la Gran Manzana, así que lo trasladó a una de sus notas. En poco tiempo se había popularizado, ya que comenzó a llamar a Nueva York así. En cuestión de poco tiempo, se convirtió en algo popular y mucha gente comenzó a usar el término para referirse a la gran Nueva York.

Otoño en Nueva York, la estación ideal para visitar la Gran Manzana

Pero el origen debe de buscarse un poco más atrás. Los mozos de las cuadras que escuchó Fitz Gerald eran, probablemente, afroamericanos, así que utilizaban un término que era usado por los músicos de Jazz para referirse a los lugares donde tocaban. Estos dividían las ciudades en little apple, big apple y rotten apple, refiriéndose con este último término a ciudades podridas que no ofrecían ningún aliciente. Muchas ciudades fueron little apples, y posiblemente Chicago o Boston fueron también Big Apples, pero solo Nueva York quedó con esta denominación.

Con toda posibilidad, esto fue a gracias a la intervención del periodista, pero no duró para siempre. En la década de los años 60 cayó en desuso y no fue hasta la década de 1970 que recuperó cierta presencia, gracias a una campaña promovida por la hoy conocida agencia “NYC & Company“, que la utilizó como término publicitario para Nueva York.

Su popularidad fue creciendo a lo largo de esos años y finalmente, el alcalde Rudolph Giuliani firmó un decreto por el que la esquina suroeste de la calle “West 54th Street” y Broadway recibió el nombre de Big Apple Corner, ya que allí vivió el periodista que popularizó el nombre. Esta es la curiosa historia de este sobrenombre, que se da en otros lugares del mundo. Por ejemplo, una pequeña ciudad canadiense del condado de Colborne recibe ese nombre. La ciudad de Kansas llamada Manhattan recibe el nombre de Little Apple y Minneapolis, en Minnesota, recibe el nombre de Mini-Apple.

También hay otras frutas que dan sobrenombre a varias ciudades, como The Big Peach (El Gran Melocotón), que es como se conoce a Nueva Orleans, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información