Ohio State Reformartory, la cárcel de Cadena Perpetua

por el 27 Junio 2017

Interior de Ohio State Reformartory, una famosa cárcel de los Estados Unidos

A nadie le gusta tener que ir a prisión, ni siquiera de visita. Pero entrar a una cárcel antigua de forma turística ya es otra cosa. En el mundo hay algunas muy famosas, como Alcatraz o Robben Island, y hoy os vamos a presentar otra que es muy conocida, Ohio State Reformatory, tan conocida que seguro que incluso la has visto, aunque sin saberlo.

Y es que, muy probablemente, seguro que has visto y varias veces la película Cadena Perpetua, del año 1994. Pues bien, en ese largometraje esta cárcel aparece en numerosas ocasiones, y lo mismo sucede con otras películas como Tango & Cash, de 1989, y Air Force One, de 1997, en series de televisión como House, en videoclips y en programas y documentales de fantasmas y de fenómenos paranormales de la televisión de los Estados Unidos.

Ohio State Reformatory se encuentra a las afueras de la ciudad de Mansfield, lo que hace que también se haya conocido a esta cárcel como Mansfield Reformatory. La historia de esta cárcel estatal comienza en el siglo XIX, concretamente en el año 1886, y diez años más tarde ya recibía a sus primeros 150 inquilinos, que dentro del programa de trabajos forzados que se estilaba por entonces, ayudaron en la construcción del suntuoso edificio, un asunto que se alargó más de lo esperado.

Ohio State Reformatory parece por fuera más un palacio que una cárcel

Y es que Levi Scofield, el arquitecto que diseñó esta cárcel, no tenía en mente una cárcel al uso. La idea de Scofield, y que luego llevaron a cabo los otros arquitectos y constructores que participaron en el proyecto, era la de crear un edificio que sirviera, en cierto modo, para ayudar a mejorar la actitud de los presos y propiciar su reinserción. Por eso, y al menos por fuera, no parece que estamos ante una cárcel sino ante un palacete de estilo neogótico.

La cárcel prácticamente no se reformó y funcionó a lo largo de casi todo el siglo XX, así que ya podéis imaginar las lamentables condiciones en las que estaban los presos en los últimos años de funcionamiento de este reformatorio. Fue en 1990 cuando se echó el cierre definitivamente a Ohio State Reformatory, y pocos años después surgió una fundación con el fin de preservar el que sin duda es un edificio histórico de los Estados Unidos.

Gracias a esta sociedad, hoy día podemos visitar esta cárcel que, como decimos, fue el escenario de la famosa película Cadena Perpetua. La prisión de Ohio State se puede visitar todo el año excepto durante los meses de enero, septiembre, octubre y noviembre, y se puede recorrer libremente o bien disfrutando de los tours guiados.

Web oficial | Mansfield Reformaory Preservation Society
Foto 1 | Flickr – Quiddle
Foto 2 | Flickr – Ian McKellar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información