Recorriendo Alburquerque, la ciudad de Breaking Bad

por el 24 Abril 2015

14027256112_abe980b460_z

Los aficionados a las series estadounidenses estamos acostumbrados a seguir las peripecias de los personajes que las protagonizan. Sus vidas son conocidas por todos los que vivimos atentos a la pequeña pantalla y mucho más, las calles por donde transitan y se mueven episodio tras episodio. Alburquerque, la ciudad de Nuevo Mexico, es el lugar donde viven Walter White y Jesse Pickman, los protagonistas de Breaking Bad y desde hace unos años, es el punto de destino de muchos fans de la serie.

La ciudad sureña no ha sido nunca un destino para turistas, pero tras el éxito de la serie ha experimentado un aumento de visitas, que buscan conocer de primera mano los escenarios donde se rodaron alguno de los exteriores de la serie.

El recorrido comienza por la propia casa de Walter White, que es testigo de una interminable fila de curiosos que quieren conocer el lugar donde se fragua el personaje de Heissenberg. Esta es una propiedad privada y sus propietarios están algo cansados del trajín que hay delante de ella. Tanto, que han llegado a protestar porque se convirtió en costumbre lanzar una pizza al tejado, tal y como ocurre en la mítica escena de la serie.

La vivienda de Jesse Pickman es otro de los puntos a visitar, aunque también es propiedad privada y hay que procurar no molestar a los propietarios. En el caso de los establecimientos públicos, esto ya cambia.

El célebre restaurante Los Pollos Hermanos es en realidad un restaurante llamado Twisters, ubicado en el 4257 Isleta Blvd. Desde que apareció en la serie, ha visto como aumentaba el número de personas que acudían a disfrutar de sus menús, aunque no sea Gustavo Fring el que atienda las mesas.

Otro de los puntos de interés es la oficina de Saul Goodman, el abogado que trabaja para los dos cocineros más famosos de la televisión estadounidense. En realidad es un bar llamado Hooligans Tavern, que ha sido habilitado para servir de exteriores para la serie. Está ubicado en el 9800 Montgomery Blvd NE, aunque está bastante irreconocible sin su característico globo en forma de estatua de la libertad.

El lavadero de coches Octopus Car Wash sirvió de escenario a la parte de la trama en la que Skyler White comienza a blanquear el dinero surgido del tráfico de la metaanfetamina azul. Está situado en el 9516 Snow Heights Cir NE y es un negocio familiar que arrancó en la década de los años 50 en Rock Island, Illinois.

No hay que dejar de visitar la árida reserva india en la que arranca la serie y disfrutar de su paisaje desolado. Una manera de conocer una ciudad que en principio no llama demasiado la atención, pero que tiene a su favor toda la magia de la televisión.

Foto | Mylittlesunshine – Flickr
Vía | Roadtrippers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información