El Castillo de Chambord, joya de Francia

por el 4 agosto 2016

El Castillo de Chambord es una de las joyas de Francia

El rey Francisco I es uno de los monarcas más interesantes y emblemáticos de la historia de Francia. De carácter apasionado y guerrero de vocación, no desdeñó ni mucho menos las artes, convirtiéndose en mecenas de todo tipo de artistas haciendo que en el país galo la época conocida como el Renacimiento alcanzara su máxima expresión.

Parte de su legado son muchos castillos que se levantaron en la región del Loira, y entre ellos destaca sobre todos el Castillo de Chambord. Joya del país francés, este Castillo de Chambord es el más grande y lujoso de la región aunque, curiosamente, no fuera residencia habitual ni de Francisco I ni de la mayoría de sus sucesores y simplemente fuera una casa de descanso y pabellón de caza.

Contaba el rey Francisco I con apenas veinte años cuando ordenó la construcción de este castillo. El principal arquitecto fue el italiano Domenico da Cortona, aunque también se cree que en el diseño de este castillo trabajó nada menos que el gran Leonardo Da Vinci. Y es que hay que recordar que el polifácetico artista italiano pasó los últimos años de su vida en la corte francesa, bajo el mecenazgo del propio rey.

El Castillo de Chambord, Patrimonio de la Humanidad junto con el resto de fortalezas y palacios de la región, es inmenso. Basta decir que cuenta con más de 400 habitaciones y con ocho torreones. De estilo renacentista con el corte clásico italiano, el edificio se encuentra rodeado por un bosque que se extiende varios kilómetros.

Los salones de Chambord reflejan el esplendor del Renacimiento francés

Información para la visita

El Castillo de Chambord se puede visitar durante los siguientes horarios:

  • Del 1 de octubre al 31 de marzo -> de 9:00 a 17:00 horas
  • Del 1 de abril al 30 de septiembre -> de 9:00 a 18:00 horas

El castillo cierra en los siguientes festivos: 1 de enero, 3 de febrero por la festividad de San Blas y el 25 de diciembre. El parque forestal que rodea al edificio siempre es accesible, sin coste alguno.

Así pues, sólo hay que pagar entrada para lo que es el acceso al interior del Chateau. La entrada para adultos cuesta 11 euros y sólo 9 euros para los grupos de más de 20 personas. Los menores de 26 años que sean ciudadanos de la Unión Europea entrarán gratis. El complejo también ofrece una zona de aparcamiento de pago e incluso opciones de alojamiento.

La visita se puede hacer de forma libre, dedicándole el tiempo que cada uno guste y precise. Si bien, dado lo fastuoso del interior del Castillo, no es nada desdeñable hacerse con una audioguía y seguir el itinerario que ésta marca, con un recorrido de más o menos hora y media.

Web oficial | Chateau de Chambord
Foto 1 | Flickr – Belgian chocolate
Foto 2 | Flickr – Steve Collis

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información