Grasse, la ciudad de los perfumes

por el 25 Noviembre 2012

Conocida mundialmente por haber elaborado esencias conocidas como Chanel nº5

La ciudad que sirvió de inspiración a Patrick Süskind para su novela “El perfume” no podía ser otra que Grasse. Se trata de una ciudad medieval situada en la Costa Azul francesa, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul. Si eres un amante de los perfumes seguro que este lugar donde la vegetación y sus flores está presente en cada calle te encantará.

Cerca de la ciudad encontramos la ruta hacia Les Gorges du Loup, unos cañones formados por el río que las atraviesa y donde conseguirás fantásticas y bellas instantáneas de sus precipicios. Aunque como he dicho, el mayor atractivo de Grasse es su tradición en la elaboración de perfumes desde la Edad Media, momento en el que un curtidor tuvo la original idea de crear unos guantes de cuero perfumados para que los nobles se sintiesen más cómodos cuando los llevasen camuflando el olor potente de la piel curtida.

A partir de ahí, la ciudad de Grasse pasó a ser mundialmente conocida e incluso se ganó el título de Capital Mundial del Perfume. Aquí se crearon las conocidas fragancias de Dior y la popular Chanel Nº5. En cada esquina, y en cada escaparate encontraremos referencias a las flores y los perfumes. Desde perfumerías tradicionales hasta tiendas de souvenirs donde hacerse con paquetes de pétalos secos perfumados de las flores más típicas de la región. Para hacernos una idea de la industria del perfume y de su importancia para la ciudad (más de sesenta empresas trabajan el producto) lo mejor es visitar el Museo Internacional del Perfume.

Se construyó en 1989 y está dividido en tres plantas. En la primera haremos un repaso por la historia de la industria del perfume desde el Antiguo Egipto gracias a la exposición de los utensilios necesarios para la elaboración. En la segunda planta se exponen colecciones fijas y temporales. Uno de los objetos estrella es el último frasco de Nº5 que utilizó Marilyn Monroe o el maletín de belleza de María Antonieta. En una sala pasan diapositivas relacionadas con olores que irán emanando, una experiencia original. Y por último, en la tercera planta encontraremos un jardín de las flores utilizadas como esencias en las fragancias.

Vía | VanityFair
Foto | Flickr-Yuting Hsu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información