Normandía, las playas del Desembarco

por el 27 julio 2016

omaha-beach

Estar en la zona Oeste de Francia y no visitar la zona del Desembarco de Normandía es algo que no puede suceder. Se trata de un lugar muy emblemático, donde se produjo una de las batallas decisivas de la II Guerra Mundial, que supuso el declive alemán y que permitió a los aliados entrar de forma masiva en el continente europeo.

En esta zona se encuentra, por ejemplo, el Memorial de Caen, un lugar donde se recrea parte de las atrocidades sufridas por los habitantes de Europa en manos de los nazis. Pero también se pueden visitar las playas del desembarco, el lugar donde se decidió esta batalla y que queda como una curiosa ruta de la historia bélica de nuestro continente.

Una ruta con historia

Las playas que en su día fueron un hervidero de soldados y metralla hoy son bonitas playas donde los normandos disfrutan de sus días de ocio y asueto, bañándose en el oceáno Atlántico y disfrutando de la arena. Pero alrededor de estas se ha creado una ruta turística que lleva al visitante a imaginar lo que ocurrió en esos terribles días.

Cada pueblo tiene su pequeño museo con piezas provenientes del conflicto y se puede aprender mucho de lo sucedido en esos lugares. Comenzamos la visita en Omaha Beach, que se extiende por los pueblos de Vierville-sur-Mer, St. Laurent-sur-Mer y Colleville-sur-Mer. En esta extensa playa se produjo el desembarco más masivo y aunque fue una batalla cruenta, hoy se ha convertido en un tranquilo lugar de veraneo.

normandia2

En la parte de la playa de St. Laurent-sur-Mer se encuentra el monumento que marca el lugar donde se estableció el primer cementerio estadounidense en la zona, con los nombres de varios de los caídos en el lugar. Además, un cercano museo ofrece una exposición permanente con material encontrado tras la batalla. Desde baterías de los barcos, embarcaciones utilizadas para llegar a la playa, uniformes, insignias y utensilios que pertenecían a los soldados.

En Point-de-Hoc encontraremos varios búnkers alemanes, mientras que un poco más al Norte, siguiendo la playa, se llega al cementerio alemán de Le Cambe y al estadounidense de Colleville-sur-Mer. En el cementerio alemán se rinde homenaje a los caídos alemanes con cruces de piedra, mientras que en el estadounidense se pueden ver miles de cruces blancas, con algunas estrellas de David rompiendo la homogenea instalación.

Las únicas baterías que quedan en pie

Muy cerca de allí, en Longues-sur-Mer, se encuentran las Baterías de Longues, un grupo de tres cañones instalados en sus búnkers de hormigón que conforman las únicas armas de gran calibre que quedan en la zona. Estos cañones, que se yerguen amenazadores desde el suelo tenían un alcance de 20 km y servían como defensa de la costa.

bateria-longues

En la zona se puede visitar también Arromanches, otro pueblo relacionado con el Desembarco, donde se instaló uno de los dos puertos provisionales que se levantaron para hacer llegar a las tropas y los equipos militares. En su playa, cuando la marea está baja, se pueden ver los restos de los bloques de hormigón que dieron forma a estos puertos.

A la hora de visitar estos lugares hay que tener en cuenta que el tiempo en Normandía es nuboso y que se puede complicar con lluvia en cualquier momento, desde lluvia en forma de pequeñas gotas como en forma de súbita tormenta que desaparece en pocos minutos. Eso sí, esta ruta permite descubrir una parte de la historia de Europa que, pese a su crueldad, resulta muy atractiva e interesante.

Foto 1 | Casper Moller – Flickr
Foto 2 | Víctor Alós
Foto 3 | Wikipedia

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información