Un nuevo complejo francés dedicado al vino

por el 26 junio 2016

Un intersante lugar para conocer

Te contaremos algunas de las característica de una nueva meca dedicada al vino. La ciudad francesa de Burdeos recientemente ha inaugurado un increíble complejo dedicado al vino, el lugar se denomina Cité du Vin y hoy podrás conocer todos sus secretos.

El lugar es, al mismo tiempo, un parque temático, un museo y una impactante obra arquitectónica. Cité du Vin abrió sus puertas el pasado 1 de junio en Burdeos, ciudad famosa por sus viñedos. Sin lugar a dudas ha sido uno de los proyectos más ambiciosos e interesantes en el mundo del vino, que busca rendirle homenaje al patrimonio cultural y universal.

El complejo ofrece 20 secciones distintas y exhibiciones que cubren toda la historia del vino, desde sus inicios hasta la actualidad, dando a conocer el sinfín de cepas que se hicieron famosas en diferentes países. También brindan clases y conferencias en los auditorios para 250 personas, existen sesiones de degustación y una coqueta boutique para poder elegir entre 800 vinos diferentes, 200 de los cuales son franceses.

El lugar es, al mismo tiempo, un parque temático, un museo y una impactante obra arquitectónica.

Otra excelente alternativa que ofrece Cité du Vin es el restaurante Latitude 20, cuya bodega tiene más de 14 mil botellas de 800 vinos de distintas partes del mundo. El nombre hace referencia al paralelo 20 ya que cuenta con los vinos elaborados en las regiones que se encuentran entre el paralelo 20 Norte y Sur (sitios como Bali, India, Tahití, Madagascar, Etiopía).

El objetivo de este complejo es que los visitantes puedan disfrutar del lugar activando sus cinco sentidos gracias a las catas de vino (donde participan el gusto, vista y olfato) además de otros más sutiles como el oído y el tacto.

Mediante las pantallas gigantes y las proyecciones quienes visiten el lugar podrán conocer distintas regiones vitivinícolas del mundo. La pantalla de 360 grados y los juegos de sonidos más aromas generarán un ambiente único que vale la pena conocer.

El impactante edificio de líneas modernas ha sido diseñado por los arquitectos Anouk Legendre y Nicolas Desmaziéres (del estudio XTU), el complejo cubre una superficie de 13,350 metros cuadrados. Sus ocho pisos emulan al vino que se vierte en una copa con sus característicos reflejos. En sus placas de vidrio y aluminio se refleja la luz del sol formando distintas tonalidades.

Se estima que el lugar será visitado por 450 mil personas al año. Existen recorridas especialmente diseñadas para los pequeños y talleres familiares. También se podrá participar de catas de degustación con zumos de diferentes tipos de uva.

Vía | La Nación
Foto | Flickr – Janicek

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *