Houten, una ciudad de Holanda pensada para peatones y ciclistas

por el 11 Octubre 2016

Houten es una ciudad holandesa diseñada para moverse en bici

Los Países Bajos son un país en el que el uso de la bicicleta está extendido mucho más que en otros lugares. A ello ayudan no sólo la propia cultura del país, sino también aspectos geográficos como la propia distancia entre ciudades y la inexistencia de montañas y cuestas, así como la infraestructura que se ha desarrollado para el fomento de este medio de transporte.

Houten se encuentra en la provincia de Utrecht, a 15 kms. de la capital

Uno de los grandes ejemplos de como Holanda se vuelca con la bicicleta lo encontramos fuera de las grandes ciudades del país, en una población llamada Houten. Esta ciudad, que cuenta aproximadamente con unos 50 mil habitantes, está diseñada especialmente para peatones y ciclistas y prácticamente sin acceso para vehículos motorizados, lo que la convierte en lugar bastante peculiar.

Houten nunca había sido una ciudad, sino una de esas pueblos pintorescos de Holanda. Sin embargo, a lo largo de los ochenta y con el crecimiento demográfico del país, Houten empezó a crecer como ciudad dormitorio de Utrecht, ciudad que está a sólo unos diez minutos en tren. La vida del pueblo cambió radicalmente al multiplicar su población, así que tomó una decisión en materia de transportes para que Houten siguiera siendo ese lugar tranquilo que todos conocían.

Así fue como se diseñó y se puso en práctica ese modelo vanguardista de ciudad que ha terminado por situar a Houten en el mapa y convertirla en un referente del respeto por el medio ambiente. Una ciudad en la que la mitad de los que se desplazan lo hacen en bicicleta y, de la otra mitad, apenas una minoría utiliza el coche. Es decir, todo lo contrario que ocurre en las ciudades que habitualmente frecuentamos.

El uso del coche queda restringido a una circunvalación que rodea la ciudad

Por las calles de la ciudad sólo se puede utilizar la bicicleta, y el coche solamente tiene acceso a una circunvalación que rodea toda la ciudad y a algunas calles reservadas, donde pueden acceder respetando unos límites estrictos de velocidad y dando siempre preferencia a peatones y ciclistas. Para distancias más largas existe un tren que comunica las principales áreas urbanas y que también llega hasta Utrecht.

Gracias a este diseño, que también tendrá sus detractores, la ciudad de Houten ha conseguido varias cosas, más allá de reducir la contaminación y hacerse conocida. Por ejemplo, han reducido el porcentaje de accidentes, siendo una de las ciudades más seguras de los Países Bajos, e igualmente han conseguido fomentar mayoritariamente el comercio local por encima de las grandes superficies.

Foto | Wikimedia Commons – Antoine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información