Cegléd, ciudad habitada desde la Edad de Cobre

por el 29 Julio 2013

Cegled
En el condado de Pest, al oeste de la capital del mismo, la ciudad de Szolnok, entre los ríos Danubio y Tisza y a unos setenta kilómetros de la capital, Budapest, encontramos una pequeña localidad cuya antigüedad se remonta a la Edad del Cobre. Hablamos de la ciudad de Cegléd.

El origen del nombre de la ciudad tiene varias versiones. Unas dicen que proviene de la palabra szeglet, que significa rincón. Otras argumentan que su origen se basa en el nombre propio de un hombre llamado Cegléd. Y las que más se acercan a lo posible, indican que su nombre proviene de la palabra cigle, cuyo significado equivale a un antiguo sauce de las riveras del río.

Aunque su antigüedad data de la Edad del Cobre, se escuchó por primera vez el nombre de Cegléd a finales del siglo XIII. Con el paso de los siglos, la ciudad tuvo que sufrir invasiones e intolerancia para su desarrollo, hasta que conoció su época más dorada en los últimos años del siglo XIX y primeros del XX. En la actualidad, está muy volcada en la proyección turística.

Para ello, Cegléd tiene interesantes lugares y características que debemos conocer en nuestra visita a esta tierra. Una tierra que se significa mucho por la producción de pimientos amarillos, de gran sabor al paladar, y de la riqueza de sus aguas termales, muy deseadas por muchos visitantes.

Si comenzamos con un recorrido más cultural, podemos apreciar, en la Plaza de la Libertad (Szabadság ter) la estatua de Lajos Kossuth, un referente político en la democracia en Europa, incansable luchador por la libertad y que, además, posee un busto en bronce en el edificio del Capitolio en Washington, la capital de Estados Unidos. También existe un museo en su honor.

Otro edificio curioso que podemos encontrar en esta Plaza de la Libertad es el Museo de los Tambores, enteramente dedicado a este instrumento musical. De hecho, todos los años se celebra en Cegléd el festival internacional de tambores y de instrumentos de percusión, atrayendo a miles de personas al mismo.

Para la unión de las culturas, tenemos el Palacio de la Cultura o Kossuth Community Centre, construido por la Unión de Artesanos de la ciudad en estilo ecléctico (un estilo mixto de las bellas artes), conteniendo en su interior un teatro y una galería donde se exponen fotografías y pinturas de artistas locales.

Otros edificios realmente interesantes son el Ayuntamiento, construido en el mismo estilo arquitectónico que el Palacio de la Cultura, las iglesias luterana (de estilo neogótico) y católica, la de la bendición de la Santa Cruz, que es la más grande de Europa Central en estilo clasicista.

Pequeña pero llena de rincones y de lugares interesantes que nos cuentan su historia y su cultura. La magia de la ciudad de Cegléd está esperando a que ustedes la descubran para llevarse a sus casas, tras sus vacaciones, un pedacito más de recuerdos imborrables del país magiar.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-monostory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información