Halloween: casas encantadas en Irlanda

por el 4 Octubre 2014

Halloween: casas encantadas en Irlanda

La tradición de la noche de difuntos en Irlanda se remonta a los celtas y su celebración de Samhain. Muchos de los ritos e historias de aquella época se propagaron por el mundo y siguen vigentes. No es extraño, por tanto, que Irlanda sea uno de los destinos favoritos para disfrutar de un Halloween espeluznante. Además de fiestas y festivales, en Irlanda encontramos castillos, hoteles y prisiones encantados, ideales para visitar en estas fechas. Estos son solo algunos ejemplos:

  • El castillo de Ross a orillas del Lago Leane es hoy día un bonito Bed and Breakfast en el inigualable entorno del Parque Nacional de Killarney. Como hotel es un cómodo lugar que de noche parece volverse escalofriante según algunos de sus clientes. Se cuenta que aquí murió Myles O’Reilly, “el Degollador”, y que al anochecer vaga por el castillo junto al espíritu de la hija de un lord inglés. Mientras, desde un palacio en el lago, O’Donoghue, quien construyó la fortaleza y murió en extrañas circunstancias, contempla todo lo que sucede.
  • El castillo de Charleville es una de las mejores muestras del gótico irlandés. Fue construido en el siglo XV en Tullamore, en el Condado de Offaly. Aunque lleva unos años en restauración, el edificio puede visitarse cuando no hay eventos. Tras atravesar su precioso bosque de cuento de hadas se llega al castillo, del que cuentan extrañas historias. Al parecer una niña, Harriet, murió mientras jugaba en su escalera principal a principios de 1800 y, desde entonces vaga por el edificio en el que dicen, se pueden escuchar cánticos, risas y llantos, movimiento de muebles e incluso música clásica.
  • Renvyle House Hotel, en Connemara, en el condado de Galway. Situado a orillas del Atlántico, ocupa un edificio histórico que tuvo que ser reconstruido en los años 30 del siglo pasado tras un ataque del IRA. Tiene playa privada, campo de golf, piscina y magníficas habitaciones. Un hotel rural fantástico con, según dicen sus clientes, unos huéspedes muy peculiares. Se habla de ruidos extraños, imágenes en los espejos, sábanas que vuelan y puertas que se abren y cierran solas.

Estén o no encantados, estos lugares son magníficos destinos para unas vacaciones…si te atreves.

Foto | Flickr-Marcus Meissner
Más información | Irish Central

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información