El Monumento Yad Kennedy en Jerusalén

por el 31 Enero 2013

Yad Kennedy
La localidad de Jerusalén posee varios monumentos representativos de la historia, no sólo del propio país, sino también de la época bíblica y del resto del mundo. Uno de los más curiosos en este último aspecto es el monumento Yad Kennedy.

Este monumento se encuentra geográficamente situado a unos once kilómetros del centro de Jerusalen, en la dirección del Centro Médico de Hadassa y pudiendo acceder a él a través de caminos marcados en las montañas, pasando por el Moshav Aminadav, comunidad de israelíes localizada en el Bosque Aminadav.

Fue creado en honor del difunto presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, asesinado en Dallas el 22 de Noviembre de 1963. Alrededor de 18 metros de altura son contemplados si nos situamos frente a él, además de apreciar una forma de tronco de árbol cortado para recordar la vida del malogrado presidente.

El origen del nacimiento de este monumento deriva del año 1964 y del entonces Presidente del Fondo Nacional Judío, el norteamericano Max Bressler, cuya propuesta llegó a buen puerto en 1966, año de inauguración del monumento, gracias a la contribución económica de la comunidad judía en Estados Unidos. Lamentablemente, no pudo contemplar su apertura, al fallecer antes del hecho.

El edificio muestra, en su interior, un busto en relieve, hecho en bronce, del Presidente Kennedy. Dicho busto está rodeado por 51 columnas, separadas por paneles de vidrio, y en cada una de las cuales hay un grabado de cada uno de los estados del territorio estadounidense, mostrando los emblemas y símbolos de cada estado. Su capacidad permite recibir en la estancia a sólo 100 personas a la vez.

Una de las tradiciones de este monumento es la plantación de pequeños árboles a su alrededor. Dicha tradición la han llevado a cabo desde la familia de Kennedy (incluyendo la viuda del presidente, Jacqueline Kennedy, en 1978), pasando por personalidades de todo el mundo y llegando hasta visitantes y grupos israelíes que han pretendido con este acto homenajear al que fuera trigesimo quinto presidente del país norteamericano.

Una curiosidad más para visitar en Jerusalén, con la peculiaridad de que este edificio sirve como homenaje a un personaje célebre que no pertenece al país pero que dejó una huella tan profunda, en especial por su terrible asesinato, que fue capaz de captar la sensibilidad de ciertos sectores judíos para honrar a su memoria.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-marcusfrieze

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enlaces a esta entrada

  1. Yad Vashem, el museo del holocausto 8 Abril, 2013

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información