El estilo de elaborar la pizza napolitana ya es Patrimonio de la Humanidad

por el 7 Diciembre 2017

La pizza margarita representa a la bandera italiana

La lista de 365 tradiciones o expresiones vivas de la cultura de la humaniad, provenientes de varios países y que se siguen practicando actualmente. Entre ellas figura el flamenco español, la rumba cubana, el milenario yoga, las Fallas de Valencia y desde este mes de diciembre de 2017, el estilo que se utiliza para elaborar uno de los platos más conocidos del mundo, pero eso sí, al modo de los piazzioli napolitanos. Unos artesanos que elaboran cada una de estas pizzas siguiendo un proceso tradicional que sigue unos pasos que no se pueden saltar.

Una manera de elaborar la pizza que solo está en poder de unos 3.000 piazzioli napolitanos y que utilizan un proceso en cuatro partes para elaborar este plato tan conocido y que en el resto del mundo se pervierte con métodos nada aconsajables realizar en esta conocida ciudad italiana.

Para realizar las pizzas al estilo napolitano, hay que tener en cuenta que los ingredientes son solo harina, agua, aceite de oliva y sal, añadiendo también mozzarella, tomate y albahaca. Y, por supuesto, hay que airear bien la masa, lanzándola al aire y dejando que se oxigene bien. Esto es fundamental y no todo el mundo es capaz de realizar esta maniobra bien.

La auténtica pizza napolitana se ha de cocer en un horno de leña a 400ºC, así que también es importante contar con unas instalaciones adecuadas para que la cocción se realice de manera correcta y consiga la textura y el estado perfecto para ser disfrutada con gusto.

El resto de condimentos que se suele poner a la pizza depende del piazzioli, que siguen recetas que se pasan de uno a otro a lo largo de las distintas generaciones. No contemplan cosas como la pizza con piña (aunque hay piazzioli que se atreven con ella, pero eso sí, cortando la piña en porciones muy finas y añadiéndolas al sacar la pizza del horno para que no se oxiden), y tienen muy claro que es un plato muy tradicional y que mantiene la esencia desde el siglo XV.

Durante este último año en el que se ha barajado esta candidatura los 3.000 piazzioli han elaborado unos 192 millones de pizzas al mes, o que representa 2.300 millones de pizzas al año. Cada italiano consume alrededor de 38 pizzas al año, lo que representa unos 12.000 millones de euros al año.

Este reconocimiento pone en su justo lugar a esta manera tradicional de hacer la pizza en Nápoles, donde es algo más que un plato, representando a parte de la sociedad y la gastronomía de esa ciudad italiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *