Los Arcos del Triunfo de Roma

por el 4 Marzo 2016

El Arco de Tito, uno de los populares arcos del triunfo de Roma

Los romanos, para festejar sus grandes victorias y glorificar a los gobernantes bajo cuyo mandato se conseguían, erigían Arcos del Triunfo. La ciudad de Roma está llena de estas construcciones y ahora vamos a conocer las que han perdurado en buen estado hasta nuestros días, situándoles geográficamente y en el tiempo.

Arco de Tito

El Arco de Tito se encuentra en la zona suroeste del Foro Romano. Se estima que fue erigido a la muerte de este emperador, probablemente por el año 81 después de Cristo, para rememorar la victoria sobre los judíos y es famoso por ser el que inspiró a Jean Chalgrin y Jean-Arnaud Raymond el diseño del popular Arco del Triunfo de París, levantado por orden de Napoleón en el siglo XIX.

Arco de Septimio Severo

Al final del Foro Romano y a los pies del Capitolio se encuentra el Arco de Septimio Severo, un emperador que reincoroporó la región de Mesopotamia al imperio, venciendo a los partos. Tras esta conquista y con el gran botín de guerra conseguido, se levantó este arco a principios del siglo III, una estructura de mármol con un gran arco central y dos pequeños a los lados, y en la que faltan numerosos de sus elementos originales.

Arco de los Argentarios

El Arco de los Argentarios no es un Arco del Triunfo como tal, pues no se levantó para rememorar una gran conquista. Si bien está dedicado a Septimio Severo y a sus hijos, fue un regalo que realizaron los argentarios, es decir, los banqueros y comerciantes más acaudalados. Se puede contemplar junto a la Iglesia de San Giorgio al Velabro, en lo que era la entrada a la zona conocida como Foro Boario.

Arco de Jano

En la misma zona y del mismo estilo es el Arco de Jano, una estructura levantada más como puerta, para indicar uno de los límites del Foro Boario, que como arco del triunfo. De hecho, Jano es el dios de las puertas, del principio y del final. Durante la Edad Media, el Arco de Jano tuvo en su parte más alta una fortaleza militar que se iba a demoler durante el siglo XIX.

Arco de Constantino

Terminamos con el que es, probablemente, el arco de triunfo más famoso de Roma: el Arco de Constantino. Se encuentra entre el Coliseo y la colina del Palatino y se levantó alrededor a principios del siglo IV para conmemorar el ascenso definitivo al poder de Constantino tras la batalla del Puente de Milvio. Para su construcción se utilizaron piedras de otros edificios y se siguió el modelo del Arco de Septimio Severo.

Foto | Flickr – Dorota Szkodzińska

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enlaces a esta entrada

  1. Orange, ciudad francesa con importantes restos romanos 3 Septiembre, 2016

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información