Medios de transporte en Nápoles, cómo moverse por la ciudad

por el 5 Julio 2017

El metro es una de las mejores formas de moverse en Nápoles

Nápoles es una gran ciudad, y como toda gran ciudad, el tráfico en hora punta es enorme y los atascos habituales, especialmente en las zonas más transitads. A eso hay que añadir el especial carácter de los italianos a la hora de conducir (una mala fama ganada a pulso), el carácter del sur … Todo esto hace una mezcla caótica, más para personas que van de ciudades pequeñas y no se han visto en situaciones así.

Descartado el vehículo propio para movernos por la ciudad, afortunadamente Nápoles cuenta con varias alternativas de transporte público. Además, todas (salvo los taxis) pertenecen al mismo consorcio, la Agenzia Napoletana Mobilita, lo que simplifica el tema de los billetes, ya que los tickets valen para todos los transportes. Vamos a echarle un vistazo.

El Metro

El metro es sin duda la forma más segura, rápida y fiable de viajar por Nápoles, aunque las frecuencias de paso de vehículos deja que desear si las comparamos con las de las grandes ciudades europeas. Quitando eso, el metro es un lugar por conocer en esta ciudad italiana, especialmente la Línea 1 que ha sido bautizada como el Metrò dell’Arte, ya que la mayoría de las estaciones cuenta con exposiciones permanentes de arte contemporáneo.

El autobús

Como el metro en su mayor parte va bajo tierra, muchos viajeros prefieren el autobús para moverse por la ciudad y así empaparse de lo que sucede alrededor. El centro neurálgico del bus en Nápoles es la Plaza Garibaldi, porque prácticamente todas las líneas tienen parada allí, o al menos todas las líneas que los turistas suelen frecuentar, como por ejemplo la del bus que viene y va desde el Aeropuerto.

El funicular

Nápoles es una ciudad costera pero que se extiende a las colinas del interior. Así que para visitar algunos de los barrios de las colinas, como por ejemplo la zona residencial y burguesa de Vomero, lo más normal es usar el funicular. Es barato, es típico y además es toda una experiencia, pues no suele ser un medio de transporte muy común.

Los taxis

El taxi es un método más caro pero más cómodo, porque te lleva directamente al destino elegido y no tienes que perderte entre los mapas de líneas buscando la mejor combinación. En Nápoles, como en todas las ciudades italianas turísticas, nos vamos a encontrar tanto con taxis oficiales como con taxis piratas, con los que hay que negociar el precio con cuidado. Si preferís ir a lo seguro, sabed que los oficiales son blancos y tienen el escudo de Nápoles en las puertas.

Foto | Flickr – Mauro Cacciola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información