Poveglia, la isla de los fantasmas

por el 19 Noviembre 2012

Allí se destinaros a los enfermos de peste para intentar evitar la epidemia

Aunque no es un lugar turístico ni agradable de ver, me ha parecido interesante hablaros de una isla situada en la Laguna de Venecia, entre ésta y Lido. Se trata de un lugar repleto de leyendas e historias sobre fantasmas, la isla de Poveglia. En sus orígenes fue un lugar habitable que dio cabida a un convento e incluso fue bastante poblada y tuvo cierta importancia.

Sin embargo, en la Edad Media los hechos que allí acontecieron la marcaron para siempre ganándose el apelativo de “la isla maldita”. En esta época, como en gran parte de Europa, la peste llegó hasta las islas y se decidió enviar a todos los enfermos o con síntomas de estarlo a esta isla intentando frenar así los contagios. Allí se destinaron a una muerte segura a miles de personas. Quien era embarcado a la isla nunca volvía, bien a causa de la enfermedad o bien por la muerte producida por la inanición.

Los cadáveres, e incluso los moribundos se apilaban en fosas a las que prendían fuego sin ninguna consideración por miedo a la enfermedad. Se dice que el color negruzco de sus tierras es causado por la ceniza de aquellos cuerpos. Desde entonces y durante bastante tiempo se utilizó para tal fin ante cada brote de enfermedad.

Más tarde se intentó recobrar la utilidad de la isla sobre los años treinta y se construyó un centro psiquiátrico. Las historias sobre fantasmas que contaban los enfermos mentales e incluso las horribles prácticas que realizó su director con los pacientes aumentaron la leyenda de la isla. Tras el suicidio del director del centro que se tiro desde lo alto del campanario, el centro se cerró y no volvió a utilizarse.

Una familia con gran poder adquisitivo finalmente compró la isla para dedicarla a la plantación de viñas. Decidieron instalarse allí pero un terrible y extraño suceso que le ocurrió a su hija hizo que la abandonasen. Actualmente sigue perteneciéndoles y acuden allí sólo durante el día y para trabajar y cuidar exclusivamente de los viñedos. Todos los que pisan sus tierras hablan de ruidos durante la noche y sucesos extraños relacionados con fantasmas. Ningún barco ni turista ni pesquero arriba a sus orillas por miedo a las leyendas que la rodean.

Vía | Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información