Bhalil, el pueblo de las casas cueva

por el 23 Septiembre 2012

Lugar poco visitado por turistas donde poder visitar las casas excavadas en la roca

Seguro que si visitas Marruecos habrás elegido un destino turístico, sobre todo si es tu primer viaje a este país del norte de África. Después de recorrer las zonas y lugares más típicos como son los zocos, las medersas o las “fábricas” artesanas de piel, puede que te interese ver un lugar donde todavía es posible conocer el ritmo de vida más tradicional de Marruecos.

Estoy hablando de Bhalil, un poblado situado en el valle de una colina en la parte norte del país. Todavía no es muy popular en las agencias de turismo ni tampoco es fácil de encontrar de manera casual ya que no queda cerca de las principales vías que comunican los destinos más populares.

Bhalil es uno de los pocos lugares donde todavía es posible ver a los artesanos trabajando sus piezas en la puerta de sus casas. El ritmo lento de sus gentes sigue presente ignorando el paso del tiempo. Bhalil está dividido en dos a consecuencia del cauce de un río. La multitud de puentes para cruzarlos le da un toque especial al pueblo.

Poco a poco van llegando turistas para conocer su atracción más conocida: las casas cueva. Se trata de casas cuyo aspecto exterior es igual al de las casas “normales” con sus puertas, fachadas y ventanas. Sin embargo su interior tiene la peculiaridad de estar excavado en el interior de las rocas de la montaña.

Sus habitantes eligieron esta forma de construcción por la protección de sus paredes ante las inclemencias meteorológicas, consiguiendo temperaturas constantes durante todo el año. Estas viviendas-cueva han ido desapareciendo pero todavía es posible encontrar algunas que se pueden visitar.

Al entrar al pueblo no tendrás problema en encontrar a algún habitante que ofrezca sus servicios como guía para enseñarte el interior de estas cuevas. No olvides pactar antes un precio. Esta es la manera más fácil de poder visitar el interior ya que las cuevas están habitadas por familias. Los dueños te enseñarán su casa y probablemente te ofrezcan un té a la menta como muestra de hospitalidad.

Vía | Sobremarruecos
Foto | Flickr-Like totally

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información