Comprar billetes de avión o tren de segunda mano, una opción para ahorrar en vacaciones

por el 17 Julio 2017

Curiosidades de los viajes

Una opción bastante interesante para ahorrar durante los desplazamientos en vacaciones es la compra de billetes de segunda mano de otros usuarios que no han podido utilizarlo y lo ponen a la venta. Esta es una opción que es posible y encontramos muchos anuncios en las plataformas de segunda mano que ofrecen billetes que no se van a utilizar. Normalmente, estos billetes resultan bastante más económicos que si se compran de manera tradicional.

Las personas que los venden quieren recuperar parte del dinero invertido en ellos, así que ofrecen importantes descuentos para poder venderlos con facilidad y recuperar ese dinero. Pero hay que tener en cuenta varias cosas a la hora de comprar este tipo de billetes a un particular. El principal problema que se encuentra en este tipo de transacciones es el cambio de nombre del billete. La mayoría de billetes son nominales, así que hay que cambiar el nombre del beneficiario, algo que tiene un coste.

El AVE consigue más viajeros

El cambio de nombre puede costar una cantidad que va desde los 20 hasta los 90 euros o incluso más, dependiendo del tipo de transporte y la compañía, así que hay que tener claro que hay que confirmar si ese coste va incluido en el precio del billete de segunda mano. Ese coste puede representar un incremento de coste considerable, que puede hacer que el ahorro inicial desparezca y que el coste se incremente por encima del coste de un billete nuevo.

Es necesario que en el momento de la compra se especifique bien si este coste va añadido o no al precio de la compra. Si no es así, el descuento suele ser mayor, pero el precio se compensa por este coste. Los descuentos pueden ser de un 50% o un 60% y aunque se tenga este coste de cambio de nombre, puede resultar bastante interesante. Además, se ha de tener en cuenta que el coste de cambio de nombre puede depender de varios factores.

Qué hacer en cada caso

El procedimiento para el cambio de nombre puede tener plazos que encarecen ese coste. Por ejemplo, en algunas compañías puede costar más cambiar el nombre si se realiza menos de 60 días antes del vuelo o el trayecto, que si se realiza antes de ese plazo. Todo esto hay que tenerlo claro antes de comprar el billete, consultando la web de la compañía para evitar sorpresas y sustos.

Siguiendo estos pasos, informándose bien y buscando un poco, se pueden encontrar auténticos chollos para volar o viajar en tren o autobús por mucho menos dinero. Una buena opción para planificar unas vacaciones más económicas, basadas en la disponibilidad de vuelos o trayectos en tren. ¿Lo has probado alguna vez?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información