Pokemon GO y los espacios turísticos: llegan las primeras reacciones

por el 14 julio 2016

El juego Pokemon GO ha llenado de gente espacios turísticos

El lanzamiento de Pokemon GO ha sido toda una revolución. Las descargas de este videojuego de Nintendo que ahora llega a los dispositivos móviles (iPhone y Android por el momento) se cuentan por millones, lo que ha hecho que las acciones de la compañía japonesa hayan subido como la espuma en estos últimos días.

En Pokemon GO la acción del juego se traslada a nuestro entorno real

Aparte de por la novedad, Pokemon GO ha enganchado a los usuarios porque ha trasladado el concepto del juego a un entorno real. Los que conocen la dinámica más clásica del videojuego saben que básicamente se trata de entrenar a estas mascotas virtuales que se consiguen en los diferentes escenarios que componen el juego. Lo que ha hecho Pokemon GO es convertir esos escenarios en lo que nos rodea.

Así que ahora los pokemons se encuentran en nuestras calles más cercanas o en los edificios que nos rodean. A través de la cámara del dispositivo móvil y de la realidad aumentada, los bichitos pueden aparecer en cualquier parte, y esto ha provocado que multitud de anécdotas hayan llenado las redes sociales y la web durante estos días.

Por ejemplo, hemos visto vídeos de Central Park, el famoso parque de Nueva York, en los que se ven a cientos de personas paseando por el parque, pendientes mucho más de lo habitual de sus teléfonos inteligentes, en busca de Pokemons. Y esta situación se ha repetido en otros espacios turísticos a lo largo de todo el mundo, lo que ha provocado reacciones de todo tipo.

No todos los espacios turísticos han reaccionado igual al hecho de convertirse en viveros de pokemons

Las hay positivas, porque evidentemente hay lugares en los que ha sentado muy bien esto de que la gente se eche a la calle, y hasta le están sacando partido a la situación. Pero igualmente las hay negativas, y es que en no todos los espacios públicos se ha visto con buenos ojos esta situación, especialmente en lugares turísticos como iglesias o museos.

De hecho, uno de los ejemplos que más ha trascendido ha sido el del Museo del Holocausto de Washington. Los medios de los Estados Unidos recogían la indignación de los dirigentes del museo ante esta situación, y pedían formalmente a los desarrolladores del juego que dejaran aparte a su institución, destacada por los usuarios del juego como un lugar destacado para atrapar pokemons.

Al ritmo que se están desarrollando las cosas, veo que con esto pasará algo parecido a lo que ocurrió en su día con los selfies y los palos selfies. Vayan preparándose para ver en lugares turísticos como iglesias o museos señales de prohibido jugar a Pokemon GO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información