Los wadis de Omán

por el 11 Junio 2017

Wadi Shab es uno de los más famosos wadis de Omán

El Sultanato de Omán, en pleno Oriente Medio, no suena como uno de los países más apetecibles de cara a hacer un viaje, y más en estos tiempos que corren, desgraciadamente. Aun así, este país tiene un nivel de seguridad para el turista relativamente estable y, sobre todo, un montón de atractivos por conocer, como por ejemplo el que vamos a conocer en este artículo: los wadis.

Wadi es una palabra árabe que designa a un cauce o una cuenca por la que discurre agua. De hecho, y lo mismo te habrás dado cuenta ya, la voz “wadi” da nombre a muchos ríos en nuestro país, como el Guadalquivir, el Guadiana o el Guadalhorce, que fueron bautizados cuando la mayor parte de la Península estuvo bajo el dominio de los distintos pueblos árabes que la conquistaron.

En Omán proliferan estos wadis, unos tantos con aguas permanentes y otros tantos con agua sólo tras la época de lluvias. La mayoría de ellos, eso sí, se encuentran en zonas desérticas, por lo que nos encontramos con pequeños oasis de agua y vegetación entre, a la vista, infinitos kilómetros de paisaje de fría y dura roca.

Los mejores wadis en Omán

Ahora, vamos a conocer algunos de los wadis más famosos del Omán y qué merecen la pena de visitarse, y hasta de bañarse en ellos, si vamos a recorrer este país. La mayoría de ellos están en la provincia oriental, Al Sharqiyah, por lo que la ciudad de referencia para llegar hasta ellos es Muscat.

  • Wadi Shab: Wadi Shab es un desfiladero entre acantilados. La única forma de conocer este wadi es en barco, en un viaje que te lleva al corazón del mismo. Ya dentro encontraréis varias pozas de aguas verdosas pero limpias, pero en muchas de ellas está prohibido el baño por motivos de seguridad.
  • Wadi Bani Khalid: este wadi es bastante famoso por su fácil accesibilidad, por lo que es uno de los que más visitas recibe. Aparte de eso, tiene agua constantemente y en buena cantidad, incluso en la estación seca, y el baño está permitido prácticamente en todas las pozas y recovecos de la cuenca.

Para llegar a estos lugares, apartados de las grandes urbes, necesitarás moverte en coche. Aparte de eso, no olvides la crema solar, el bañador y, también muy importante, un calzado que te permita tanto andar por las rocas como atravesar zonas de agua.

Foto | Flickr – David Fischer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información