San Felipe de Puerto Plata

por el 16 Marzo 2014

San Felipe de Puerto Plata
Lo que Cristóbal Colón vio al mirar la Montaña Isabel de Torres por primera vez fue un refulgente color plateado procedente de las hojas de un árbol, el Grayumbo, y por ello bautizó a este emplazamiento y a dicho monte como Puerto Plata. Otras fuentes señalan que el nombre se debe a las nubes que quedan atrapadas en la cima de la montaña.

Una imagen del Cristo Redentor de 16 metros de altura, saluda a los visitantes de Puerto Plata desde la Montaña Isabel de Torres. Se pueden salvar los casi 1.000 metros de desnivel hasta la cima en teleférico, en un viaje de 8 minutos. Tanto durante el viaje como una vez en la cima del monte, las vistas de la ciudad y sus alrededores son impresionantes. Puedes descansar mientras degustas típica comida dominicana en el restaurante o, hacer algunas compras de souvenirs en la pequeña tienda, antes de regresar.

La ciudad ha sido sacudida por la historia en numerosas ocasiones, ha sido capital de la República Dominicana, fue desmantelada por Fernando III para evitar la invasión pirata y fue refundada por canarios alrededor de 1700. Durante un tiempo perteneció a Haití y en 1865 hubo de ser reconstruída tras un incendio. Pero siempre ha sido un puerto clave en el Atlántico, aunque es frecuente escuchar vamos al Caribe, vuelos a Puerto Plata muy baratos, en realidad está bañado por el océano.

En el centro de la ciudad destaca la Plaza de la Independencia en el Parque Central, restaurados hace pocos años. Aquí se encuentra el Ayuntamiento, las Casas de las Mellizas o el Club de Comercio entre otros. Son construcciones de estilo victoriano entre las que resaltan el kiosco y sobre todo la Catedral de San Felipe, una iglesia sencilla de gran belleza. Destacan sus dos torres blancas y los vitrales de su interior.

De obligada visita es la Fortaleza de San Felipe situada en una colina en la Puntilla del Malecón. Construida en piedra por orden de Felipe II, ha sido testigo de los avatares históricos de la ciudad. Fue imprescindible en la defensa contra los piratas, sirvió de prisión durante un tiempo y, hoy día es un museo con una interesante colección de armamento militar. Es un lugar especialmente bonito de noche gracias a la iluminación que lo destaca.

Respecto a los servicios turísticos de San Felipe de Puerto Plata son de sobra conocidos los complejos hoteleros en la costa, aunque también es posible alojarse en la ciudad. El Aeropuerto Internacional General Gregorio Luperón es uno de los principales puntos de entrada en el país y está a tan solo 15 minutos de la ciudad.

Vía | Puerto Plata
Foto | Flickr-Martin Baran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información