Friburgo, una pequeña ciudad medieval

por el 1 octubre 2015

Friburgo, una pequeña ciudad medieval

A veces los viajeros se olvidan de que Suiza no sólo es un país de lagos y montañas, sino que también es un pequeñito rincón plagado de historia, de tradiciones y de encantadoras ciudades medievales. Situada al oeste del mismo se localiza Friburgo, una interesante villa, precisamente de carácter medieval, que se localiza a tan sólo 35 kilómetros de distancia de La ciudad vieja de Berna y que merece mucho la pena ser visitada.

Friburgo fue una de las ciudades más grandes de la Edad Media y sus vestigios aún sorprenden a día de hoy. Es un destino totalmente diferente a lo que nos podemos encontrar si viajamos a la moderna Zürich, la ciudad más destacada del país y hasta la capital del país, Berna, tendría muchas razones para envidiarle. Su trazado y su arquitectura medieval la hacen única y encantadora, y no hay nada como pasear tranquilamente por sus calles, sin prisa, y poder tomar un café en algunas de sus numerosas terrazas disfrutando del paisaje.

Entre sus lugares de mayor interés destacan la Catedral de San Nicolás, construida en el siglo XIIII, el barrio de Auge y su característico Puente de Berna, y el imprescindible furnicular de madera, gracias al cual se puede acceder a un excelente mirador que nos permitirá disfrutar de Friburgo en todo su esplendor. No hay que olvidarse tampoco de la animada vida universitaria, de los estrechos callejones, de los más de quince puentes, de las tiendas de antigüedades y de cada detalle que la hacen especial y diferente.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Jim Killock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información